La desaceleración en la actividad económica esperada para las próximos meses se confirmó con los datos de junio.

Según las cifras dadas a conocer este lunes por el Banco Central el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) registró un crecimiento interanual de 3,7% en el sexto mes del año, versus la expansión de 6,4% anotada en mayo.

Así tuvo su peor desempeño desde febrero de 2021, cuando la actividad se contrajo en 2,8%. Sin embargo, estuvo en línea con las proyecciones del mercado que había anticipado un aumento de 3,7%, según una encuesta de Bloomberg.

Con este resultado el primer semestre cerró con crecimiento de 6,4%.

La serie desestacionalizada cayó 0,2% respecto del mes precedente, también en línea con esperado, y aumentó 3,8% en doce meses. El mes registró la misma cantidad de días hábiles que junio de 2021.

El aumento del Imacec estuvo incidido principalmente por las actividades de servicios. En tanto, el comercio y la producción de bienes cayeron.

Por su parte, la caída del Imacec desestacionalizado se explicó por el desempeño de la minería y los servicios, resultado que fue compensado en parte por el aumento de resto de bienes y la industria.

El Imacec no minero tuvo un crecimiento de 4,7% en doce meses, mientras que, en términos desestacionalizados, creció 0,1% respecto al mes anterior.

A inicios de junio el Banco Central subió levemente el rango proyección para el crecimiento económico este año pasando de entre 1% -2% a uno de entre 1,5-2,25%, debido a la mayor dinamismo registrado por el consumo en los primeros meses del año.

Pero para el 2023 amplió la opción de que la actividad se contraiga. Esto, porque las previsiones pasaron desde un rango de una disminuciónde entre 0,25% y un alza de 0,75% a uno entre una baja de 1% y 0,0%, por lo que su escenario base es de una caída de 0,5%.

Sectores

Producción de bienes: La producción de bienes cayó 0,7%, resultado explicado por el desempeño de la minería y la industria, que registraron bajas de 2,8% y 2,6%, respectivamente.

En contraste, el resto de bienes tuvo un crecimiento de 1,4%.En términos desestacionalizados, la producción de bienes cayó 0,3% respecto del mes anterior. Este resultado fue determinado por la minería, que disminuyó 1,7%. En contraste, el resto de bienes y la industria presentaron crecimientos de 0,8% y 0,6%, respectivamente.

Comercio: La actividad comercial presentó una disminución de 5,9%, resultado explicado por las ventas minoristas y mayoristas. Destacaron las caídas de supermercados y grandes tiendas en las primeras, y las de alimentos, bebidas y materiales de la construcción en las segundas.

Por otro lado, las ventas automotrices aumentaron.En tanto, las cifras desestacionalizadas subieron 0,1% respecto del mes precedente, resultado explicado por el desempeño del comercio automotor.

Servicios: Los servicios crecieron un 9%, resultado explicado principalmente por el desempeño de los servicios personales, en particular de educación. También destacó el aporte del transporte y los servicios empresariales. Acorde con cifras ajustadas por estacionalidad, las actividades de servicios presentaron una caída de 0,4% respecto del mes anterior.

/psg