Chile celebrará por cerca de cinco días sus Fiestas Patrias ante un panorama sombrío para la economía en Chile, una alta inflación y frente al alza del dólar, entre otros factores, que hacen más difícil para las personas asumir un mayor gasto que al realizado durante un mes normal.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en julio, las carnes, el producto estrella de la celebración nacional, registra alzas en sus precios en casi todas sus ofertas. La carne de vacuno muestra un alza a 12 meses de un 26,3%, la de pollo gana 37,7% y la de pavo suma 26,3%. Ante esto, la opción más económica sería la carne de cerdo, ya que anota una caída de 0,1% en su valor a 12 meses.

Por otro lado, una de las principales compañías de las fondas también registra alzas en sus precios. Las bebidas no alcohólicas anotan ganancias de un 9,7% a doce meses y las alcohólicas suben un 5%. En el detalle, el valor del vino sube 8,3% durante el plazo de un año, la cerveza gana 1,9%, el vino espumoso se empina un 10,6%, el ron aumenta un 8,2% y el whisky muestra una subida de un 5,6%.

Otro de los productos castigados por el alza del costo de la vida en Chile son los valores de los ingredientes básicos para preparar una empanada de pino. La harina a 12 meses se disparó un 40,7%, los huevos ganan un 22,2% y la cebolla suma un 23,2% en su valor. El tomate es otro alimento víctima de la inflación y a 12 meses gana un 16,6%.

El pan es otro producto clave de las Fiestas Patrias que cede ante la inflación. El valor del alimento derivado de la harina gana 28,8% en 12 meses.

Además, las personas que se muevan a otras ciudades tendrán que asumir el alza en el precio de la bencinas, ya que las miradas apuntan a que recién a finales de septiembre o principios de octubre el valor de los combustibles pudiera empezar a bajar.

Ante esto, las personas en Chile que, celebran las Fiestas Patrias de forma habitual, tendrán que enfrentar uno de los 18 de septiembre más caros de los últimos años. A esto, se debe considerar que todavía se debe conocer el dato de inflación de agosto, donde los economistas apuntan que debería volver a subir cerca de 1%, y así los productos de la canasta dieciochera podrían seguir subiendo.

Hasta julio y a 12 meses, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió hasta un 13,1%, su nivel más alto desde marzo de 1994.

/psg