París Saint-Germain perdió por 1-0 la final de la Champions League ante Bayern Múnich con gol de Kingsley Coman.

Tras la derrota, algunas personas llamadas “hinchas” del PSG salieron a la calle para manifestar su descontento y provocaron altercados en las inmediaciones del Parc des Princes. Según informan desde Francia, la policía intentó detener los disturbios mediante el uso de gases lacrimógenos, sin embargo estos duraron toda la madrugada de este lunes.

Según informa El Paíshay al menos 148 personas detenidas por estos incidentes.