Esta crisis sanitaria visibilizó la desventaja en que hoy se encuentra la mujer en la sociedad. La afirmación corresponde a Alejandra Ram, socióloga, profesora adjunta de la Universidad de Valparaíso, quien analizó el rol que ha jugado la mujer durante la pandemia.
Al respecto puntualizó que durante este periodo, donde el mundo ha sufrido por el COVID, el rol de la mujer ha sido fundamental: “Como en todo momento a la mujer hoy nuevamente le ha tocado jugar un rol preponderante. Ella es sostén de la casa, de la crianza, en el trabajo”.
Las declaraciones las formuló durante una entrevista en el programa “Lo que debemos aprender del coronavirus para ser mejores personas y ciudadanos”, espacio financiado por el Fondo de Fomento de Medios de Comunicación Social del Gobierno de Chile y del Consejo regional, que difunde Radio Cauquenes.
La socióloga puntualizó que: “la pandemia lo que ha hecho es agudizar y hacer más evidente la situación de desventaja en que se encuentra la mujer en esta sociedad, como sostenedora emocional y material. Nuestra cantidad de trabajo, pagado y no pagado; nuestra carga de sostenedora es mucho mayor que la de los hombres. Las mujeres llevamos, así como hoy está organizada la sociedad, la responsabilidad del cuidado de nuestros hijos, de nuestra familia. Es la mujer quien asume y se le asigna esa obligación y lamentablemente, nadie parece interesado en cambiar de manera estructural el trabajo gigantesco que hace la mujer, dado que nadie más lo asume“, afirmó.
Refiriéndose a otra tema muy contingente y que afecta a muchos hogares, la experta puntualizó que “efectivamente la pandemia también ha dejado de manifiesto la violencia intrafamiliar. Las cifras de los llamados han aumentado considerablemente. Sin embargo, las denuncias no. Ahí hay un escenario complicado, porque si la gente llama es porque algo está pasando. Se han producido más eventos de violencia por compartir el encierro, El encierro genera muchos problemas de convivencia mental. Se incrementan los roces. Y si consideramos que la violencia ocurre esencialmente en el hogar, al estar encerrada la mujer está más expuesta a la violencia física, psicológica y sexual. Lamentablemente la institucionalidad no ha logrado responder, tomando en cuenta que hay más llamadas y menos denuncias”, sostuvo Alejandra Ram.
Asimismo, puntualizo la socióloga que “el llamado a la mujer, que sufre violencia intrafamiliar, es para buscar ayuda; es fácil decirlo, pero sin embargo, lo que no puede pasar es naturalizar esta situación, o sea aceptar que la violencia está bien. No corresponde que una mujer sea maltratada.
Lamentablemente por donde se mire la mujer está en desventaja y como dije con la pandemia esto ha queda aún más en evidencia. Según un estudio de un techo para Chile, hoy la proporción de mujeres en estado de pobreza es mayor que la de hombres, sobre todo en las clases más baja donde los trabajos requieren presencia y donde muchas mujeres producto de la pandemia no pueden ir a sus trabajos y son despedidas, perdiendo sus ingresos”.
Finalmente, la profesional sostuvo que “el tema de la mujer es un tema de hombres y de mujeres. Es una combinación, porque si cambiamos sólo nosotras, no va a servir. El mundo es un mundo de mujeres y hombre regidos por leyes, que generalmente son hechas por hombres”.
Sin embargo, a pesar del panorama negativo que se deja esta pandemia la socióloga puntualiza que “no hay que perder la esperanza, dado que de todos modos ha habido avances en esta materia. Esta pandemia es una crisis y las crisis abren la posibilidad de cambio. El discurso de la gente joven y no tan joven se ha extendido mucho y es transversal a las clases sociales. Al menos de discurso. El hombre tiene que involucrarse y la mujer en el ámbito tradicionalmente masculino, tiene que ser tratada como una igual. Hay muchos avances”, finalizó diciendo.

/gap