El ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, anunció este jueves que no habrá racionamiento de agua para el periodo de primavera 2022 y verano 2023 en todo el país, incluyendo las regiones de Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana, que era donde se preveía un mayor riesgo debido a la sequía y escasez hídrica.

El secretario de Estado calificó el anuncio como una “buena noticia”, junto con recalcar que “como Gobierno, el derecho humano al agua es una prioridad, por lo que no descansamos en la situación actual y menos depender exclusivamente en la lluvia y nieve que podría caer”.

Por eso, anunció que “seguiremos tomando medidas legislativas en inversión e infraestructura hídrica, y este segundo semestre impulsaremos legislaciones en eficiencia hídrica, en desalación y en fiscalización, además de la política de consejo de cuencas que estamos abordando como Gobierno con todas las regiones del país”.

A los anuncios, se suman “inversiones de mediano y largo plazo”, recalcó García, las que se están desarrollarán en diferentes regiones y se anunciarán de manera progresiva.

Por su parte, la encargada de la Oficina de Servicios Climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile, Catalina Cortés, entregó una proyección climática para los próximos meses.

Así, detalló que entre la región de Valparaíso a el Maule, los déficit son cercanos al 40%, mientras que desde la región del Ñuble a la de Aysén, el déficit alcanza el 15% en promedio. Sólo la Región de Magallanes alcanza a la fecha un déficit del 50%.

/psg