Más de trece mil millones de pesos fueron redireccionados en el Maule, tras la crisis sanitaria que vive el país y dirigidos a ayuda social especialmente. Según explicó Juan Andrés Muñoz, Presidente del Consejo Regional del Maule, los dineros fueron destinados a una serie de iniciativas en beneficio de los habitantes de la Región, considerando los difíciles momentos por los que atraviesan, producto de la pandemia.
Juan Andrés Muñoz, durante una entrevista en el programa “Lo que debemos aprender del coronavirus para ser mejores personas y ciudadanos, espacio financiado por el Fondo de Fomento de Medios de Comunicación Social del Gobierno de Chile y del Consejo regional que difunde Radio Cauquenes, sostuvo que la principal preocupación que hoy tiene el Gobierno regional son los habitantes de la región de ahí que los fondos fueron destinados, principalmente a financiar programas de alimentos para Chile.
Agregó que la preocupación apunta a apoyar a los se han visto más afectados con esta enfermedad, entre ellos los ancianos. De ahí que recientemente, entre otras acciones “hicimos entrega de un completo kit de aseo a nuestros adultos mayores. Para garantizar que nuestros abuelitos y abuelitas reciban a través de los diferentes clubes de la comuna la implementación que requieran para su cuidado”.
Asimismo, explicó que también a través de programas de fomento productivo, tales como Corfo, Sercotec y Fosis se han ido generando mayores empleos en la Región. Destacando la iniciativa que se trabaja con CONAF, a través de los planes de empleo, donde se le proporciona trabajo a aquellas personas que más lo necesitan.
Consultado como ha afectado la pandemia al sector agrícola, toda vez que la Región es eminentemente agrícola sostuvo que “efectivamente más del 50% de este territorio se aboca a actividades agrícolas en zonas rurales, de ahí que los esfuerzos han apuntado a generar acciones para que lo contagios, producto de COVID afecten al menor número de personas.
En este sentido Muñoz apunto que la fecha en que se desarrolló esta enfermedad dentro de todo fue la menos mala, es decir -explicó- tomando en cuenta que gran parte de la actividad agrícola y vitivinícola, ya había disminuido, especialmente a lo que cosecha se refiere.
En un comienzo, sostuvo, hubo algunos focos que se dispararon, producto principalmente del traslado de las personas del sector agrícola, y agropecuario, sin embargo fueron rápidamente controlados.
El Presidente del Consejo Regional del Maule destacó el buen comportamiento que ha tenido la comunidad, al tomar conciencia de esta enfermedad y de las medidas que hay que tomar para evitar los contagios. Asimismo, recalcó que aún hay mucho que hacer, dado que esto lamentablemente aún no termina y falta todavía mucho camino por recorrer. En este sentido instó a la comunidad a no bajar la guardia y a continuar cuidándose.

/gap