onald Trump está a punto de hacer algo que ningún presidente de EEUU había realizado desde que Jimmy Carter dejó la Casa Blanca el 20 de enero de 1980: no empezar ninguna guerra en su primer mandato.

Todos sus predecesores desde entonces – los republicanos Ronald Reagan y George Bush ‘padre’ e ‘hijo’, y los demócratas Bill Clinton y Barack Obama – iniciaron algún tipo de conflicto armado contra un tercer país.

O, en los casos de los Bush, contra dos países cada uno.

/gap