Una expansión de 1% anotó en julio de 2022 la economía chilena, al comparar con igual mes del año pasado, según informó el Indicador Mensual de Acividad Económica (Imacec) publicado esta mañana por el Banco Central.

Se trata de un dato que se ubicó dentro del rango de las estimaciones de analistas, que pronosticaban un crecimiento de hasta 1,5%, y también del registro más bajo desde febrero de 2021.

En esa línea, el Imacec del séptimo mes del año fue menor al anotado en los meses de marzo (6,4%), abril (6,9%), mayo (6,4%) y junio (3,7%).

De hecho, el mercado prevé que este será uno de los últimos datos positivos del año, y que la desaceleración económica se acentuará con el paso de los meses, tras los históricos registros de 2021.

Según la entidad presidida por Rosanna Costa, el aumento del indicador en julio se explicó principalmente por las actividades de servicios. En contraste, el comercio y la minería cayeron, compensando parcialmente el resultado anterior.

En tanto, la serie desestacionalizada cayó 1,1% respecto del mes precedente y aumentó 0,2% en doce meses. El mes registró la misma cantidad de días hábiles que julio de 2021, de acuerdo al ente rector.

La caída del Imacec en términos desestacionalizados “fue incidida por los servicios y la minería”.

Análisis por actividad

La producción de bienes cayó 1,8%, resultado explicado por el desempeño de la minería y la industria, que presentaron variaciones de -6,4% y -3,9%, respectivamente. En contraste, el resto de bienes presentó un crecimiento de 3,0%, indicó el BC.

En términos desestacionalizados, la producción de bienes cayó 1,1% respecto del mes anterior, incidido por el resultado de la minería y la industria. Compensó en parte este resultado, el crecimiento del resto de bienes.

Por otro lado, la actividad comercial presentó una disminución de 11,1%, resultado explicado por todos sus componentes. De acuerdo al instituto emisor, destacaron las menores ventas minoristas en establecimientos especializados de vestuario, calzado y equipamiento doméstico y en grandes tiendas, y las mayoristas de maquinaria y equipo, y enseres domésticos.

En tanto, las cifras desestacionalizadas mostraron una variación de -0,4% respecto del mes precedente.

En cuanto a los servicios, crecieron un 6,3%, resultado explicado principalmente por el desempeño de los servicios personales, en particular de salud. También destacó el aporte del transporte y los servicios empresariales.

Acorde con cifras ajustadas por estacionalidad, las actividades de servicios presentaron una caída de 1,7% respecto del mes anterior. Este resultado fue incidido por menores servicios de educación, indicó el Banco Central.

/psg