Como Gonzalo Cáceres cursaba primero en la Escuela Militar en 1971, debía desfilar en la parada correspondiente a las Glorias del Ejército de Chile de ese año.

En aquel tiempo el hoy estilista tenía 16 y cuando ya ha pasado medio siglo desde aquella experiencia, de la que dice guardar gratos recuerdos, rememoró con La Cuarta cómo fue la preparación y lo que vivió los días antes del desfile en donde tuvo que sacarle brillo a su cinturón, a sus botines y tener todo su uniforme, incluyendo el penacho, impecable.

La histórica Parada de Gonzalo. “Como éramos cadetes íbamos casi al final del desfile en ese tiempo. Yo iba al medio de mi grupo, era de los más altos. Recuerdo que fue más bien pobretona esa Parada, nada que ver cómo es ahora”, explicó Cáceres.

/gap