El presidente de Rusia, Vladimir Putin, inspeccionó este martes los ejercicios militares Vostok 2022 en el Lejano Oriente ruso, en los que participan cerca de 50.000 soldados rusos y contingentes militares de más de una decena de países aliados, entre ellos China.

Rusia se encuentra cada vez más aislado debido a las tensiones con los países occidentales, que multiplican las sanciones desde que Moscú comenzó la operación especial en Ucrania el 24 de febrero. Sometido a una letanía de sanciones sin precedentes de Washington y Bruselas, Putin ha buscado acercarse a países de África, Suramérica y Asia, especialmente China.

En las imágenes difundidas por el Kremlin, se puede ver al mandatario ruso observando las maniobras con unos prismáticos en el campo de entrenamiento Serguéievski, en la provincia oriental rusa de Primorie.

Junto con Putin se encontraban el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, y el jefe del Estado Mayor General, Valeri Guerásimov, con los que el líder ruso celebró también una reunión a puertas cerradas.

Las maniobras, que se desarrollan en siete polígonos y en los mares de Japón y de Ojotsk, comenzaron el pasado día 1 y terminarán este miércoles.

En ellas participan unos 50.000 soldados, más de 5.000 unidades de armamento pesado, 140 aviones y 60 buques.

Entre el personal militar implicado en las maniobras hay más de 2.000 militares y observadores de Argelia, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Birmania, China, la India, Kazajistán, Kirguistán, Laos, Mongolia, Nicaragua, Siria y Tayikistán.

Coincidiendo con el séptimo mes de la intervención bélica rusa en Ucrania, este año los ejercicios Vostok en el Lejano Oriente ruso cuentan únicamente con una sexta parte de los militares que tomaron parte en los mismos en la edición anterior, hace cuatro años.

Y es que en Vostok-2018 llegaron a movilizarse más de 300.000 militares, lo que convirtió esos ejercicios en la mayor exhibición de fuerza por parte de Rusia desde los tiempos de la Guerra Fría.

La visita de Putin al extremo oriente continuará el miércoles en la ciudad portuaria de Vladivostok, donde deberá dirigirse al Foro Económico Oriental. Más de 5.000 personas participarán en el foro de cuatro días que comenzó el lunes con una gran delegación de China, según el Kremlin.

En la sesión plenaria del foro, Putin se encontrará con el legislador chino Li Zhanshu, número tres en la jerarquía del régimen chino. Li es la autoridad del Partido Comunista de China de más alto rango en viajar a Rusia desde la intervención militar de Moscú en Ucrania.

“Las relaciones Rusia-China de asociación integral y cooperación estratégica se están desarrollando progresivamente”, señaló el Kremlin en un comunicado previo al encuentro de Putin con Li. Citó también “el abordaje equilibrado de China ante la crisis en Ucrania y la “comprensión” de Pekín de los motivos de la ofensiva rusa.

Pekín y Moscú se han acercado en los últimos años, fortaleciendo la cooperación como parte de lo que denominan una relación “sin límites”, en la que se ven como un contrapeso a la hegemonía mundial estadounidense. China se ha negado a condenar la campaña militar rusa en Ucrania y ha criticado las sanciones occidentales y la venta de armas a Kiev, lo que tensó las relaciones de Beijing con Occidente.

(Con información de EFE y AFP)

/psg