La OMS pide evitar saludar con el codo: esta es la forma idónea para el organismo
La OMS pide evitar saludar con el codo: esta es la forma idónea para el organismo | Google

Desde que pudimos salir a la calle a finales de mayo, los españoles estamos acostumbrado a saludar utilizando el codo para evitar que nuestras manos o rostro se contaminen del SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus causante de la Covid-19, pero la Organización Mundial de la Salud, a través de la última comparecencia del director de la entidad supranacional, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo desaconseja de forma inmediata.

Es mejor que evitemos utilizar los codos, porque esto nos coloca a menos de un metro de distancia de la otra persona“. Por esta razón, Tedros cree que es mejor que saludemos a otras personas llevándonos la mano al corazón siendo esto un símbolo de respeto y cariño. Y es que aunque utilicemos el codo, si este está al descubierto por llevar una camiseta de manga corta, toca una parte del cuerpo de un posible contagiado, y si es de manga larga, los restos virales del SARS-CoV-2 pueden permanecer en la tela.

A estas alturas de la pandemia, será complicado que cambiemos los hábitos de los ciudadanos de medio mundo, ya que no solo los españoles saludamos durante los últimos meses con el codo: es una costumbre ya global que parece complicada de erradicar.”Es mejor que evitemos utilizar los codos, porque esto nos coloca a menos de un metro de distancia de la otra persona“. Por esta razón, Tedros cree que es mejor que saludemos a otras personas llevándonos la mano al corazón siendo esto un símbolo de respeto y cariño. Y es que aunque utilicemos el codo, si este está al descubierto por llevar una camiseta de manga corta, toca una parte del cuerpo de un posible contagiado, y si es de manga larga, los restos virales del SARS-CoV-2 pueden permanecer en la tela.

A estas alturas de la pandemia, será complicado que cambiemos los hábitos de los ciudadanos de medio mundo, ya que no solo los chilenos saludamos durante los últimos meses con el codo: es una costumbre ya global que parece complicada de erradicar.

/gap