Con una valiente reacción, un niño de 14 años frustró el femicidio de su madre en Arica.

Según información policial, la mujer estaba siendo agredida por su pareja, identificada como Mauricio Andrés Sandoval Argandoña, quien se ofuscó luego de revisar distintas fotografías en el celular de la mujer.

Luego de propinarle diversos golpes, el imputado tomó un cuchillo «con intención homicida», aseguró la Fiscalía.

A tal punto escaló el ataque, que el sujeto le causó lesiones en el rostro e intentó herir a la víctima en la zona abdominal. En ese instante, la mujer logró poner resistencia.

Además, según detalló el juez Juan Araya, el hijo de la víctima, de 14 años, tomó un palo para amedrentar al imputado, quien finalmente se dio a la fuga.

Intervención crucial

Horas más tarde, el acusado fue detenido por personal de Carabineros, siendo formalizado por el delito de femicidio frustrado. Tras la instancia judicial, se determinó la prisión preventiva y 90 días de investigación.

De acuerdo a 24 Horas, el juez Juan Araya confirmó que «si no es por la intervención del hijo, el escenario habría sido más sombrío e hizo que el agresor no persistiera».

/gap