Seguir firme en la lucha hasta lograr el cambio a través de elecciones libres y justas, dijo el Presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, que se mantendrá a pesar de la escalada violenta que ha ordenado el régimen de Nicolás Maduro en su contra y en contra de quienes trabajan por la libertad.

La reiteración la hizo este domingo durante un entrevista concedida al medio de comunicación Televisión Española, a propósito de los ataques que sufrió junto a su equipo y miembros de la Plataforma Unitaria en el estado Cojedes ayer sábado 11 de junio.

“Tenemos un deber con Venezuela y vecinos de la región, por eso no vamos a retroceder en la lucha por el cambio. El riesgo es constante, pero no vamos a retroceder en la lucha por elecciones libres y justas”.

Asimismo volvió a responsabilizar de los actos violentos que dejó varios heridos y daños materiales, a la ex diputada del régimen, Nosliw Rodríguez y al parlamentario del Psuv, Marcos Mendoza, quienes personalmente dirigieron las acciones, tal y como quedó plasmado en los videos y fotografías.

El Presidente del Gobierno interino denunció que no es la primera vez que la dictadura genera violencia para amedrentar a quienes luchan por el cambio, pero eso no ha hecho retroceder a las fuerzas democráticas en su camino para lograr la libertad en Venezuela y poner fin a la crisis que ha generado casi siete millones de migrantes, más de 70% de pobreza extrema, entre otros problemas.

Guaidó aclaró que “hoy no hay un levantamiento de sanciones a Maduro, por el contrario hay algunas licencias o garantías siempre y cuando se avance para lograr la democracia”.

Finalmente, y al ser abordado sobre la Cumbre de las Américas dijo que “hubo un claro chantaje de países como México y Argentina” para evitar su presencia en el evento.

“Lo correcto era invitar a los que estamos defendiendo en terreno la democracia. El reconocimiento diplomático es una de las herramientas para proteger a los que hoy defendemos, a riesgo de nuestras vidas, la democracia, los derechos humanos, entre otros. Lo correcto era invitar a Venezuela presencialmente, más allá de las buenas relaciones que tenemos con la administración Biden, el Secretario Bliken, con los países democráticos de la región. Lamento el chantaje de México y del Presidente Fernández (Argentina)”.

/gap