No son buenas noticias. La creación de empleo se sigue frenando tanto en su medición original como en la que considera ajustes estacionales. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el trimestre móvil julio septiembre en su serie original se perdieron más de 9 mil puestos de trabajo, mientras que en la serie destacionalizada la cifra es aún mayor de casi 19 mil plazas laborales.

No obstante, en 12 meses, hubo una creación de casi 500 mil empleos en su serie original.

La tasa de desempleo, en tanto, registró una caída de 0,4% en doce meses, llegando a 8%, sin embargo, es una leve alza en comparación el trimestre inmediatamente anterior.

Asimismo, la tasa de desocupación ajustada estacionalmente (que elimina los efectos de los factores exógenos estacionales de naturaleza no económica que influyen en su comportamiento coyuntural) se situó en 7,9%, aumentando 0,2 pp. con respecto al trimestre móvil anterior.

De acuerdo al INE, esta alza en doce meses es “producto del alza de la fuerza de trabajo (5,5%), menor a la presentada por las personas ocupadas (6,0%)”.

Asimismo, las personas desocupadas aumentaron 1,0%, anotando su primera expansión anual, después de disminuciones sostenidas desde inicios de 2021, incididas por aumentos tanto de quienes se encontraban cesantes (0,7%) y aquellas personas que buscan trabajo por primera vez (4,4%).

Las tasas de participación y de ocupación se situaron en 59,7% y 54,9%, creciendo 2,6 pp. en ambos casos. En tanto, la población fuera de la fuerza de trabajo disminuyó 5,1%.

En cuanto a la informalidad laboral, la tasa de ocupación alcanzó 27,1%, decreciendo 0,5 pp. en doce meses. Las personas ocupadas informales aumentaron 3,7%, incididas por las mujeres (11,2%) y por las personas asalariadas privadas (8,2%). En tanto, en las mujeres y en los hombres la tasa consignó 28,9% y 25,7%, con variaciones de 0,6 pp. y -1,5 pp., respectivamente.

/psg