El dólar revirtió la tendencia bajista que mostraba en la mañana y subió $5,00 tras la decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos se incrementar en 75 puntos base las tasas de interés para hacer frente al desborde inflacionario que azota al país.

Con esto, el billete verde se acopló a la fortaleza global de la divisa y encadenó su sexta alza consecutiva, quedando en puntas de $942,20 vendedor y $941,90 comprador.

Daniel Seydevitz, analista senior de mercados de XTB Latam, explicó que esto se debe “a la esperada subida de tasas de la Reserva Federal el día de ayer, que si bien subió los 75 puntos que el mercado esperaba, todos quedaron sorprendidos con la posterior conferencia de Jerome Powel en donde sus declaraciones fueron totalmente restrictivas, haciendo énfasis en que el objetivo de la Fed será controlar la inflación y no descarta seguir subiendo las tasas de manera agresiva si fuese necesario”.

“Otros de los factores que está poniendo en alerta al mercado, es sin duda la escalada del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, donde el presidente Ruso llamó a 300 mil soldados reservistas para que se preparen para la guerra”, añadió.

Por su parte, Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets, indicó que “los riesgos económicos que señaló Powell y que el mercado comienza a evidenciar con mayor claridad, podrían debilitar a la divisa americana, la que en el mediano plazo se presentaría como una perspectiva negativa frente a sus principales rivales”.

“La franja de resistencia que registra desde julio a la fecha en torno a niveles actuales sugiere una moderación en el alza que experimenta el cruce, por lo que persisten nuestra visión lateral de mediano plazo que establece patrones de comportamiento por debajo de la franja actual y sobre $880. En el corto plazo podríamos esperar soportes en torno a $927/916, así como también posibles avances por sobre máximos que con menor probabilidad podrían llevar al cruce hasta los $970/77”, agregó.

/psg