Luego de cuatro años en los que no se pudo realizar el Encuentro Anual de la Industria, al menos de manera presencial -por el estallido social y la pandemia como motivos-, este miércoles se llevó a cabo la esperada cita de los industriales organizada por la Sofofa. En la instancia, el presidente del gremio, Richard von Appen, realizó un discurso marcado por la desconfianza de la ciudadanía en las instituciones, la crisis de seguridad en el país y el proceso constituyente.

Al encuentro acudieron, además del Presidente Gabriel Boric, distintas autoridades de gobierno, entre ellas los ministros de Hacienda, Mario Marcel; de Energía, Diego Pardow; del Trabajo, Jeannette Jara, y las subsecretarias de Economía, Javiera Petersen, y de la Segpres, Macarena Lobos.

De parte del Ejecutivo también estuvieron presentes Carlos Montes, ministro de Vivienda; Juan Carlos García, ministro de Obras Públicas; Marcela Ríos, ministra de Justicia; Javiera Toro, ministra de Bienes Nacionales; Silvia Diaz, ministra de Ciencia, y Maisa Rojas, ministra de Medio Ambiente, además del subsecretario de Minería, Willy Kracht.

En su discurso, Von Appen aseguró que desde hace algunos años, el respaldo ciudadano a las instituciones ha venido cayendo y al mismo tiempo ha aumentado la desconfianza, “y las empresas no nos escapamos de esta tendencia negativa. Hay que decirlo, malas prácticas, delitos y falta de empatía reflejaron que, en algunos casos, las personas dejaron de estar en el centro de la actividad empresarial y el apoyo a las empresas en general cayó dramáticamente”.

El líder de los industriales aseguró que, tal como las empresas, el país también tiene un desafío similar. “Después de la recuperación de la democracia y la exitosa transformación económica vivida por nuestro país en las últimas décadas, se empiezan a ver signos evidentes de agotamiento. Chile necesita volver a fortalecer su democracia, con partidos conectados con la ciudadanía, que tengan el bien común como objetivo por sobre ideologías y conveniencia electoral”.

En esa línea, Von Appen se refirió al proceso constituyente, señalando que la Convención Constitucional “contó con todos los instrumentos necesarios para hacer su trabajo y presentar un texto que consiguiera un amplio apoyo ciudadano. Esto no se logró y una gran mayoría se mostró contraria al contenido propuesto”.

Frente a lo anterior, aseveró que el país necesita certezas “y creemos que el Congreso, no solo tiene el derecho, sino también la legitimidad- al tener más del 80% de sus miembros electos en noviembre pasado- para ejercer el poder constituyente que le ha sido conferido y presentar un texto a la ciudadanía en un plebiscito de salida”.

A lo anterior, agregó que se necesita revalidar a las instituciones democráticas y que “este es el momento para que el Congreso Nacional, con el apoyo de expertos, vuelva a contar con la confianza ciudadana y pueda incorporar grandes lineamientos, basados en nuestra historia, cultura y aspiraciones”.

Con todo, el presidente de la Sofofa señaló que, bajo el punto de vista del gremio, el descontento social no está centrado en el proceso constituyente, sino que en la situación de inseguridad y la delincuencia por la que atraviesa el país.

“Debemos enfrentar con decisión y sin ambivalencia el espiral de delincuencia que azota al país, con mensajes y acciones claros sobre todo tipo de violencia. En un Estado de Derecho, la violencia es inaceptable y debe ser atacada con la mayor decisión”, afirmó, y agregó que se requiere tomar medidas para dotar a las policías “de todas las atribuciones necesarias para enfrentar el flagelo de la delincuencia, del narcotráfico y de la inseguridad que se vive en gran parte del país”.

En esa línea, Von Appen hizo un llamado al Presidente Boric señalando la necesidad de un acuerdo nacional ciudadano por la seguridad, “que apoye al gobierno en el uso de todas las herramientas que le proporciona la ley para restaurar el orden y el libre tránsito en todo el territorio nacional. Cuente con nosotros en este sentido, porque no hay tiempo que perder”.

En otros temas, el líder de los industriales también manifestó como parte de las preocupaciones del gremio la tramitación del Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (TPP11). “Necesitamos también fortalecer la inversión extranjera y, especialmente, no dejar pasar oportunidades como la que nos abre el TPP11, que genera beneficios no solo para el mundo exportador chileno, sino también para la atracción de inversiones.

Por lo mismo, dijo, “no nos hace sentido la decisión de dilatar la tramitación del TPP-11, y esperamos que sea ratificado y promulgado durante este año”.

El presidente de la Sofofa también dirigió palabras a las principales reformas que está impulsando el Ejecutivo: previsional, laboral y tributaria. Sobre la primera, aseguró que desde el gremio han manifestado su disposición a buscar mecanismos para posibilitar el aumento de las cotizaciones y entregar mejores pensiones. “Pero también hemos señalado que es fundamental que esos recursos sean bien administrados, incluyendo a los privados, porque en su gestión descansan las proyecciones de jubilación de los propios trabajadores”, agregó.

En cuanto a la reforma laboral, Von Appen aseguró que lograr el balance de la vida laboral-personal debe ser gradual para evitar efectos adversos en el empleo e ingresos “y debe venir acompañado por medidas para mejorar la productividad, estancada en Chile hace más de una década. Además, debemos incorporar adaptabilidad para que padres y madres puedan también compatibilizar el trabajo con el cuidado de niños, adultos mayores y otros intereses personales”.

Finalmente, en cuanto a la reforma tributaria, afirmó que desde el gremio comprenden la necesidad de aumentar la recaudación para financiar derechos sociales, “pero también tenemos la convicción que los ajustes en el esquema tributario no deben afectar el ahorro, pilar principal del financiamiento de la inversión, que junto con el capital humano son fundamentales para el desarrollo económico del país, de las empresas y las personas. Por último, es fundamental una modernización del Estado para optimizar el uso de los recursos públicos y así poder contribuir al financiamiento de estos derechos”.

/psg