El dólar cerró con una leve baja este jueves, cortando la racha de cuatro sesiones consecutivas de alzas que habría mostrado y que alentaba la preocupación en los mercados por la renovada amenaza de los $1.000.

El billete verde culminó sus operaciones más líquidas con una mínima baja de $0,60, en puntas de $978,30 vendedor y $978,00 comprador.

Felipe Posada, director Comunidad Traders, comentó “como ha sido habitual, la incertidumbre global tiene un impacto directo en el mercado cambiario local. El dólar se ha movido con un spread de casi $13 entre el máximo en $976 y el mínimo en $963, pero a pesar de que la incertidumbre se tomaba la agenda política y financiera en las primeras horas de la mañana, por ahora las perspectivas y confianzas se recomponen y reactivan las compras en los activos de riesgo”.

“La renovada certidumbre contiene las compras matutinas del dólar y provocan un cambio de dirección”, añadió.

Mientras que Daniel Seydevitz, analista senior de mercados de XTB Latam, comentó que “el dólar tuvo una jornada bajista, impulsado por un día noticioso a nivel internacional ya que conocimos los datos de subsidios por desempleo en Estados Unidos que fueron menor a lo esperado, mostrando nuevamente lo fuerte de la economía estadounidense y que, a pesar de que la inflación sigue fuerte y las tasas de interés siguen siendo super restrictivas, estas no han afectado al mercado laboral en el gigante norteamericano”.

“Esto impulsó levemente al billete verde al alza, hasta que apareció la noticia del día y esta vino desde Gran Bretaña, con la sorpresiva dimisión de la Primera Ministra Liz Truss, lo que impulsó la libra al alza arrastrando al dólar internacional a la baja, a esto se le suma que el mercado ya tiene relativamente descontada la posible subida de tasas en 75 puntos para la próxima reunión de noviembre, por lo tanto pierde un poco de fuerza el dólar”, acotó.

“Otro de los motivos de la baja del tipo de cambio viene dada por el alza del cobre, ya que el metal rojo cotizó positivo el dia de hoy, apoyado principalmente por las noticias de relajamiento de política 0 covid por parte de China. La buena noticia de que el país asiático bajará los días de confinamiento de 10 a 7 días a los extranjeros trajo relajo y nuevas perspectivas para los inversores”, cerró Seydevitz.

/psg