Esto escribió a propósito del primer gol de Pablo Solari el periodista Martín Blotto para el diario Olé de Buenos Aires:

Los refuerzos que llegaron para reemplazar los goles de Julián Álvarez fueron Lucas Beltrán y Miguel Borja. Sin embargo, el que está cumpliendo ese gol, a pesar de no ocupar la posición de centrodelantero, es Pablo Solari. El picante punta de 21 años que se incorporó como extremo se convirtió de inmediato en el principal atacante del equipo de Gallardo con una efectividad impresionante: con los 3 ante Defensa sumó siete goles en ocho partidos, aunque fue titular apenas en seis.

Solari es explosión en su máxima expresión. Cada uno de sus piques resulta una puñalada para la defensa rival, aunque a esa característica natural le agrega una voracidad y contundencia típica de un goleador de raza. De hecho, este miércoles en el Chaco antes del gol ya había metido un remate peligroso al arco, en otro claro indicio de su obsesión por la red.

Con otra definición ABC1, como la que metió el sábado contra Tigre, el Pibe llegó a los cinco goles en 502 minutos en el momento del festejo. O sea, un tanto cada 100 minutos en cancha, más allá de que su media es levemente inferior a esa cifra…Lo que es evidente es que PS16 se transformó en una pieza irremplazable para el Muñeco, porque no tiene un jugador similar en el plantel que además le brinde esta elevada cuota goleadora. Y claro, un delantero de las características de Solari es ideal para las asistencias premium de Juanfer Quintero, como sucedió en ese toque mágico del 10 para el pique de Pablo César ante Defensa

En Argentina destacan el “terrible cambio de look" de Pablo Solari | 24horas

/EMG