El joven volante de Unión La Calera, Esteban Valencia Reyes, de 21 años, hijo del ex futbolista Esteban “Huevo” Valencia, recibió este lunes una grave denuncia por violencia intrafamiliar de parte de su ex pareja Fernanda Cortés.

La demanda contra el jugador formado en Universidad de Chile, club dueño de su pase, fue presentada ante el Juzgado de Familia de Puente Alto, según información que accedió Al Aire Libre en Cooperativa.

El abogado de Fernanda Cortés, Juan Pablo Donoso, señaló que “fue una relación de cerca de dos años y los hechos se fueron manifestando con mayor gravedad desde 2019 a agosto de 2020 y (Valencia) realizó una serie de agresiones que están siendo investigadas. Las agresiones fueron realizadas con golpes de puño, pies y violencia psicológica gravísima“.

“Los antecedentes recién se remitieron al Ministerio Público, el que debe despachar a la policía y llamar a declarar para determinar si estos hechos revisten carácter de delito, que es lo que nosotros estamos señalando“, agregó.

Además, declaró que “hay circunstancias de golpes violentos y de lenguaje muy ofensivo Se han acercado otras parejas que también han sufrido violencia (de parte de Valencia). La idea es que ellas también puedan declarar con todas las medidas de protección correspondientes”.

En cuanto a Fernanda Cortés, el abogado explicó que “ella llegó bastante disminuida físicamente y con mucho temor. En este caso también existió algo que se denomina violencia económica, el propio agresor le echa en cara que ella no trabajaba, siendo que ella dejó de trabajar para acompañar a su pareja“.

“Estamos en un proceso de recuperación, es un proceso bastante lento. Ella está tremendamente afectada, volvió a vivir son sus padres y está con terapia, dándose cuenta de las humillaciones que vivió durante más de un año”, cerró.

Desde Unión La Calera y Universidad de Chile dijeron estar al tanto de la situación, y la dirigencia de Azul-Azul ya lanzó un comunicado en donde señalan que no tomarán medidas hasta que la justicia determine la veracidad de los hechos.

El futbolista, dio sus primeros pasos en la U y el 2018 jugó a préstamo en San Marcos de Arica. El 2019 llegó a La Calera también cedido.

Por Ignacio Soto Bascuñán