Figuras del centro político y de la centroizquierda presentaron un documento en el que plasman su parecer sobre cómo debería configurarse un nuevo órgano que elabore la próxima Constitución. En ese sentido, plantean que si bien valoran que “el nuevo texto recoja la tradición constitucional chilena y el aporte de sus instituciones republicanas a la separación y contrapeso de los poderes del Estado, las bases o bordes del nuevo debate constituyente no deben suplantar ni limitar excesivamente el campo de la deliberación democrática de los nuevos convencionales”.

También destacan el papel de los partidos políticos para una “democracia robusta y estable”, y que dada la experiencia reciente “es clave que los partidos políticos sean cuidadosos en la selección de sus candidatos (as) a la nueva convención”.

Asimismo, apoyan la idea de dotar al nuevo órgano de “una mirada experta, técnica y alejada de las disputas ideológicas”, tarea que podría recaer en las universidades, la biblioteca del Congreso, las academias de ciencias, de la lengua y otras instituciones académicas. Según los firmantes, este comité que no debería tener más de 20 miembros.

Además, sostienen que la convención “debe tener un plazo máximo de 6 meses para completar su tarea” y adoptar sus acuerdos por 2/3 de sus miembros, tanto en comisiones como en el pleno. Respecto al número de integrantes, dicen señalan que podría operar con 60 convencionales más los escaños de los pueblos originarios, lo que -aseguran- “permite una representación diversa”.

En su propuesta también indican que “30 de los convencionales se elijan en listas nacionales cerradas presentadas por los partidos y las coaliciones legalmente registradas y 30 distritos uninominales, de tal forma de generar un sistema electoral mixto, con un elemento proporcional y otro mayoritario”.

Otras sugerencias son mantener la paridad, que el voto obligatorio se aplique tanto para la elección de convencionales como el Plebiscito de salida y que los convencionales electos tengan dos años de inhabilidad para postular a cualquier cargo de representación popular.

“Proponemos que la elección de convencionales se lleve a cabo durante el mes de abril de 2023. La instalación de la convención sería 30 días después”, proponen al final del documento. De esta manera, el órgano podría entregar la propuesta de texto en diciembre y el Plebiscito de Salida sería 30 días después.

El texto fue firmado por los senadores DC Ximena Rincón y Matías Walker, los ex convencionales Felipe Harboe (ex-PPD) y Fuad Chahin (DC), la ex agregada cultural Javiera Parada, el ex ministro Andrés Velasco y el ex presidente del PR Carlos Maldonado, además de académicos y abogados. En la lista también aparecen Cristóbal Bellolio, José Gabriel Alemparte, Camila Avilés, Franco Basso, Manuel Bello y Ricardo Brodsky, entre otros.

/psg