Ha sido una conversación de pasillo al interior del Partido Demócrata Cristiano (DC) que se ha intensificado en los últimos días, tras una comida en el restaurante Portofino, en Valparaíso.

Ahí, el martes en la noche, fueron vistos el senador Matías Walker, los diputados Eric Aedo y Joanna Pérez, el exconvencional Fuad Chahin, el vicepresidente Gianni Rivera, el exalcalde David Morales y la exseremi de Justicia Paz Anastasiadis. Aunque la senadora Ximena Rincón pertenece al mismo grupo, no asistió al encuentro, pues estaba en Madrid, España, participando de seminarios. Según varios de los presentes, esa comida fue la instancia escogida por Walker para notificar a los demás que, junto a la parlamentaria por el Maule, planean formalizar su renuncia a la colectividad antes de la junta nacional del 12 de noviembre.

De acuerdo a cercanos a Walker, él ha argumentado en los últimos días que es partidario de “capitalizar el Rechazo” y no dejar “sueltos” a esos votantes lo antes posible, en consideración de que una amplia mayoría de la ciudadanía respaldó dicha opción en el plebiscito del 4 de septiembre y que la actual directiva del partido -encabezada de forma interina por Aldo Mardones- no interpreta a ese segmento de la población. Por lo demás, Walker y Mardones, han tenido una serie de roces en las últimas semanas. Uno de ellos a través de las redes sociales, en que se increparon a raíz de la querella en contra de Sergio Micco. El senador fue contactado por este medio, pero declinó referirse al tema.

Si bien Rincón no participó de la comida, en su entorno comentan que su decisión de abandonar la colectividad también está tomada. Durante una reunión telemática realizada el pasado sábado, ella planteó que “llega un minuto en que, al igual que en un matrimonio cuando hay violencia intrafamiliar, uno tiene que tomar decisiones, porque si no, se degrada y deja de ser una persona creíble ante la opinión pública. Nosotros lo hemos dicho con Matías (Walker): estamos en un periodo de reflexión (…). Yo lo que les quiero pedir, con profunda fraternidad -y yo cumplí, camaradas, 40 años de militancia- que cualquiera sea la decisión que tomemos, sea acogida con fraternidad y se entienda que desde donde estemos, nuestras decisiones van a ser pensando en nuestra familia y nuestro partido”.

La notificación de Walker fue conocida por otros militantes del partido que no asistieron a la comida, incluidos algunos de los expresidentes de la colectividad. Algunos de ellos, manifiestan que buscarán contactarlo a él y a Rincón en los próximos días para intentar convencerlos de que permanezcan dentro de la decé.

En todo caso, ya se habían dado gestos que evidenciaban que su salida se concretaría pronto. A mediados de septiembre, algunos personeros de la decé tuvieron una reunión telemática con Carlos Maldonado (exmilitante del Partido Radical) y Sergio Solís, quien es uno de los líderes del colectivo de Amarillos x Chile. En dicha instancia, de acuerdo a quienes supieron del encuentro, junto con descartar sumarse a Amarillos, los dirigentes notificaron que al interior de la DC y el PR que estuvo por el Rechazo planean lanzar un nuevo partido, que encabezarían Rincón y Walker.

La decisión fue resentida por los demás comensales, en consideración de que precisamente ese grupo, junto a otros personeros de la DC, han intentado convencer a los senadores de que no dejen el partido, o que al menos no lo hagan antes del 12 de noviembre, día en que se llevará a cabo la junta nacional en que se pretende dar un giro a la dirección del partido. En este sentido, según quienes han sabido de estas conversaciones, en el restaurante los demás sostuvieron que permanecerían en el partido, al menos, hasta la junta. En el mismo encuentro virtual del sábado, la diputada Joanna Pérez (DC) sostuvo que “nosotros también tenemos el rol de al menos entregar los últimos esfuerzos a una DC que por años ha entregado mucho al país (…). Yo lo que pido es que al menos hasta el 12 de noviembre nos mantengamos unidos, que al menos los que votan en la junta no se vayan”.

Por su parte, el jefe de la bancada de diputados de la DC, Eric Aedo, comentó que “hasta acá, todos lo disputados de la bancada hemos decidido permanecer en la DC y generar las transformaciones y la búsqueda de una mesa de transición desde le interior. Espero de verdad que no se vayan, yo creo que tenemos liderazgos políticos de proyección presidencial, como la propia Ximena Rincón”.

En este sentido, el diputado Miguel Ángel Calisto (DC) agregó que “todos tenemos que hacer el esfuerzo, incluyendo los senadores (Rincón y Walker), para que la junta nacional de noviembre dé una señal de maderación y sensatez, que son justamente los valores que representan a la DC. Todos tenemos que hacer el esfuerzo para reencontrarnos. Es una de las últimas oportunidades que tenemos”.

“Esperamos que la junta de noviembre pueda dar garantías a todos los sectores del partido para poder avanzar en una mesa integrada, con figuras connotadas del partido, que le dé cabida a todos los sectores para poder encausar nuevamente al partido y terminar con las peleas internar. Es una fecha clave para definir el futuro del partido. Acá hay muchos militantes que están expectantes respecto de las decisiones de la junta”, añadió Calisto.

/psg