La primera ministra británica, Liz Truss, ha comparecido tras el fallecimiento de Isabel II para lamentar la muerte de la monarca y ofrecer su apoyo y lealtad al nuevo rey, al que se ha referido como Carlos III.

“Hoy la Corona pasa, como lo ha hecho durante más de mil años, a nuestro nuevo monarca, nuestro nuevo jefe de Estado, su majestad, el rey Carlos III”, ha dicho la primera ministra

“La reina Isabel II fue la roca sobre la que se construyó la Gran Bretaña moderna”, ha valorado. La primera ministra ha dicho que hoy es “el final de la segunda era isabelina” y ha concluido su discurso diciendo “Dios salve al rey”.

/gap