Al delantero de Colo Colo, Esteban Paredes, por tercera vez le tocó ser vocal de mesa, pero esta vez sin duda mucho más diferente, con mascarillas, medidas sanitarias y distancia física. Y acá es donde el “tanque” se ha visto imposibilitado en decir que no.

Y claro, porque a pesar de los protocolos, no se ha negado a sacarse selfies con los otros vocales de mesa y quienes han llegado a sufragar a Maipú.

Paredes aclaró que llegó a las 7.45 horas al local de votación a constituir su mesa y que lo hizo con “obvio poh, alegría”.

Recordemos que fue vocal en la última elección presidencial, y que no se presentó en la primera vuelta, ya que no estaba enterado de que había sido sorteado por el Servel.

/