El dólar subió con fuerza este viernes y llegó hasta los $970 tras el desplome del cobre y el deterioro de las perspectivas económicas globales, lo que llevó al tipo de cambio a encadenar su séptima alza consecutiva a nivel local.

El billete verde escaló $28,50, en puntas de $970,70 vendedor y $970,40 comprador. Se trata de su mayor precio desde el 14 de julio, cuando llegó a los $1.046, y también de la mayor alza diaria desde aquella fecha ($37,80).

Con esto, la divisa anotó un avance semanal de $45,8.

Sebastián Espinosa, analista senior de mercados de XTB Latam, indicó que “esta subida a nivel local se acopla con un dollar index que vuelve a aumenta con fuerza y supera los 112,000 puntos, máximos no registrados desde el primer semestre de 2002. El index se acerca todavía más a alcanzar máximos de 2002 cuando llegó a cotizar sobre los 120,000 puntos. Los temores de una recesión profunda y el tono agresivo de Jerome Powell respecto a la Política Monetaria tienen a los mercados cotizando en rojo y al dólar subiendo a nivel general”.

“El cobre también se ve perjudicado por el temor en los mercados y retrocede hasta alcanzar mínimos de dos meses”, añadió.

Guillermo Araya, gerente de estudios de Renta4, comentó que “el miércoles la Fed subió la tasa de política monetaria en 75 pb. Sin embargo, más que el alza, lo que influyó en los mercados fue el ‘dot plot’ o diagrama de puntos probable respecto a la evolución de tasas futuras, donde se llegaría a un 4,4% en 2022 y hasta un 4,6% en 2023 y en la conferencia de prensa Jerome Powell, presidente de la FED, confirmó la decisión de frenar la inflación en forma drástica. De ahí en adelante, el dólar entró en una senda alcista. Hoy nuevamente hablará Powell a las 15:00 horas y los mercados se mantienen expectantes”.

/psg