Un nuevo conflicto se produce en el estadio Monumental y revive un nuevo impass entre jugadores y dirigentes. Esta vez fue el turno de Matías Zaldivia (29 años), jugador respetado dentro del camarín, quien hace poco más de un mes se cortó el tendón de Aquiles, mientras entrenaba con el primer equipo.

Según información entregada por el diario La Tercera el defensa se operó en la clínica Meds, donde se atienden todos los jugadores del Cacique. Todo iba normal en ese sentido, hasta que recibió un llamado desde el club con la notificación. Mientras esté en etapa de recuperación (proyectada a seis meses), en Colo Colo no se harán cargo de sus remuneraciones ni de su tratamiento. Es la nueva política, dijeron desde Blanco y Negro.

“Matías está triste, desilusionado. No puede creer lo que le están haciendo.Tiene un contrato firmado y Colo Colo debe pagarlo”, dijo el agente al matutino, quien destacó que el tema ya están en manos del Sindicato de Futbolistas y que “ellos van a actuar para defender lo que le corresponde al jugador”.

Por la tarde, la sociedad anónima emitió una declaración oficial: “En este tema, hay un antes y un después desde que el Sifup hiciera una denuncia ante la DT por Iván Morales. Habitualmente Colo Colo corría con todos los gastos de operación del jugador y le seguía pagando su sueldo completo. Con Matías Zaldivia igual se costeó toda la operación, pero se presentó su licencia médica como cualquier otro trabajador. La denuncia del Sifup nos obligó a cambiar el procedimiento, en algo que estimamos termina perjudicando al jugador”, señaló Alejandro Paul.

La situación ya llegó a oídos del primer equipo y, por supuesto, generó mucha molestia. Zaldivia es uno de los jugadores más reconocidos por la hinchada, por su rendimiento y también por la mala fortuna que ha tenido con las lesiones. Desde 2017 a la fecha, ha sufrido dos cortes de ligamentos y un corte del tendón de Aquiles.

A Zaldivia ya le señalaron que debe volver a Chile para tramitar su licencia y el tratamiento que deberá seguir en la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS). El defensa, además, estaba tramitando la nacionalidad chilena. Todo esto en la antesala del duelo de mañana ante Everton en Viña del Mar.

Por Ignacio Soto Bascuñán