Un rechazo absoluto ha generado dentro de la Asociación de Fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos la rebaja que se hizo a la empresa Penta, considerando el dinero desembolsado para la defensa de los empresarios como un gasto “necesario”.

En ese sentido, Juan Apablaza, presidente de la asociación, explicó que aquello “es antojadizo, muy alejado a la norma y es muy contrario a la circular número 53 de este año. En la norma dice muy claro que no van a ser aceptados como gastos necesarios todos los actos que tengan culpa leve o culpa grave, es decir, que haya negligencia en el actuar. Aquí, el tribunal determinó que hay delito, hay dolo, por lo que con mayor razón esos gastos deben ser rechazados“, destacó en conversación con 24 AM.

Además, manifestó que “para el director nacional la gravedad absoluta está en la filtración y ha anunciado una casería de brujas. Aquí el problema es por qué se beneficia a un grupo económico cuando la norma dice otra cosa. Aquí no hay chilenos de primera o de segunda categoría. Los chilenos el domingo fueron muy enfáticos y precisamente es este tipo de situaciones las que se deben erradicar”.

Por ello, la asociación anunció que recurrirá a la Contraloría “para que determinen si se actuó correctamente o no, pensamos que no, y segundo si están apegados a la normal”.

/gap