“No se puede negociar con debilidad, el Estado debe negociar desde una posición de fuerza”, aseguró la actual ministra del Interior, Carolina Tohá (PPD), el 28 de agosto. Se refería al diálogo entre el Estado y “los grupos que están usando las armas en reivindicación de la causa indígena”, según sus palabras, durante una entrevista con Estado Nacional de TVN, diez días antes de asumir su actual puesto en el gabinete.

De acuerdo con la respuesta de una solicitud vía ley de Transparencia de El Mostrador, durante los primeros 22 días de Tohá como ministra, desde el gobierno se presentaron un total de 15 querellas en la denominada Macrozona Sur, que supone la región del Biobío, La Araucanía y Los Ríos. Una fue interpuesta directamente por Interior en Victoria, comuna en la Provincia de Malleco de La Araucanía. Específicamente los delitos eran homicidio frustrado a carabinero en acto de servicio; porte ilegal de arma de fuego y municiones; disparos injustificados y robo con intimidación.

Mientras, en el mismo plazo de tiempo, los primeros 22 días de Izkia Siches como titular de Interior, se presentó una querella en la zona. La puso la delegación presidencial de Biobío en el Juzgado de Garantía de Cañete por incendio.

Durante el período que Siches estuvo en el cargo, 179 días, se pusieron un total de 60. De estas, tres fueron directamente desde Interior y el resto desde las delegaciones presidenciales.

“Eso amerita una manera de enfrentar el diálogo mucho más sistemáticamente. (…) Creo que ha habido ingenuidad”, agregó Tohá el 28 de agosto refiriéndose a la llamada que relacionó al líder de la CAM, Héctor Llaitul, con una asesora de la ex ministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega.

Las palabras de la actual titular del Interior contrastan con los dichos de la otrora ministra de la cartera, Izkia Siches, cuando antes de asumir aseguró que “nuestro ánimo tiene que ser de diálogo, y ahí tenemos que hacer un trabajo con todos los actores, incluyendo a la CAM” y que “militarizar la zona no ha logrado el objetivo de reducir la violencia, sino que lo ha incrementado”.

El viaje del Presidente Gabriel Boric a La Araucanía se alista y podría concretarse la próxima semana, antes de que el Mandatario viaje a Tailandia para participar de la APEC 2022, el 15 de noviembre.

Gonzalo Cordero, integrante del consejo asesor de Libertad y Desarrollo asegura que existe “una contradicción que traspasa al gobierno”, con respecto al foco en torno al “conflicto en La Araucanía”.

“Todavía no abandonan del todo el camino original, ni asumen completamente el del orden público”, describe el abogado y señala que todas las acciones del Presidente en el viaje entrante “se interpretarán en un sentido u en otro”. “Con quién se reúne, qué nivel de seguridad va a adoptar, va a ir o no a Temucuicui, hay muchas definiciones implícitas en un viaje a La Araucanía”, explica.

Esta semana, el miércoles 26 de octubre, el ministerio del Interior confirmó la renuncia del delegado presidencial de Ñuble, Claudio Ferrada, y la delegada presidencial de Los Ríos, Paola Marín. La última dejó el cargo después de que la Corte de Apelaciones de Valdivia acogiera un recurso de protección interpuesto por los propietarios de un fundo ocupado en Los Ríos. Los denunciantes argumentaron que luego de que se iniciara la toma, la delegación recibió a dirigentes de la comunidad.

“Lo que ha habido es una evolución de la mirada debido a los aprendizajes. Efectivamente, al comienzo del gobierno teníamos una mirada mucho más optimista de las posibilidades de diálogo y también de la recepción que iban a tener estos esfuerzos del gobierno”, aseguró Jeanette Vega en entrevista con La Tercera.

Salió de la cartera el 25 de agosto después de que Ex-Ante hiciera públicos los registros de un llamado entre su asesora y Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) que hoy se encuentra en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) Biobío.

Su salida, la primera baja del gabinete de Boric, marcó el precedente que el Presidente subrayó días después, el 31 de ese mes, cuando dijo que “quienes no tienen intención de dialogar y que utilizan la fuerza para tratar de imponer su punto de vista tienen que enfrentarse al estado de derecho como corresponde a todos los chilenos”, en entrevista con Times.

Cambio en las cosmovisiones

Gonzalo Cordero asegura que hay un cambio de foco dentro del gobierno en torno al orden público y la denominada Macrozona Sur. Apunta a un diagnóstico inicial, según el abogado, propio de la izquierda y el Frente Amplio, que atribuía “todos los problemas de orden público y seguridad del país a lo que llaman una `justicia estructural´. Ahora que están en el gobierno se enfrentan con la realidad de que es distinto, y que el funcionamiento de un gobierno no es posible sino sujetándose a un sistema de reglas, que en una democracia es el estado de derecho”.

“Hay un cambio significativo en cuanto a las cosmovisiones a las que llegó el gobierno para enfrentar el conflicto en la Araucanía en comparación con lo que se está haciendo ahora”, describe Mauricio Morales, académico de la U. de Talca y doctor en Ciencia Política. Pone de ejemplo el estado de excepción renovado diez veces —la última fue el 25 de octubre— fracasando así la estrategia inicial de no seguir votándolos y la posterior de elaborar uno acotado (aunque la última siga en pie).

Morales agrega que aplicar esta herramienta ha producido divisiones dentro de las coaliciones que sustentan al gobierno, Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad. Diferencia dos grupos, “uno que prefiere un tratamiento del conflicto en la zona sur en términos de diálogo y negociación exclusivamente. Y otro que también apoya el diálogo y la negociación, pero con el orden público como primera responsabilidad”.

Marco Moreno, PhD en Ciencia Política en la Universiteit Leiden de Holanda, asegura que el foco de la ministra Tohá en La Araucanía es buscar “una solución política a un conflicto que se arrastra por años, más que solamente pensar en la estrategia que se usó durante los últimos 30 años de restitución de tierras y entrega de subsidios”.

La figura de Carolina Tohá: popularidad al alza

“El gobierno ha tenido un cambio drástico en seguridad. En primer lugar, abandonando las posturas `buenistas´o que buscaban el diálogo con agentes violentos, y pasó a una estrategia de restitución del Estado de derecho. Este cambio se hace patente al comparar las gestiones de Izkia Siches y Carolina Tohá”, explica Mauricio Morales.

Agrega que existe un cambio de tono: “El de Tohá condena la violencia y respalda a Carabineros, al justificar acciones que dentro de la ley puede realizar Carabineros cuando se ve enfrentado a agentes delictuales”. Se refiere a las palabras de la ministra del Interior esta semana, el martes 26 de octubre, cuando dijo que un carabinero tiene derecho a disparar a “un criminal si está disparando”, o si “está poniendo en riesgo la vida de otro tiene derecho a dispararle incluso antes de que dispare el criminal”.

“Carolina Tohá no solamente tiene redes con el sector político, sino que ha buscado recomponer la relación con Carabineros que estaba resentida dado que la exministra Siches tuvo un trato más bien distante con las policías”, asegura Marco Moreno.

Otra diferencia que subrayan académicos son los elementos que rodearon sus viajes a La Araucanía. Ambas fueron recibidas con ataques incendiarios, el día anterior a la llegada de Siches habían sido quemadas tres bodegas y una casa deshabitada en la región del Biobío, la mañana del día en que Tohá aterrizó se habían quemado 3 máquinas forestales en la región.

Siches llegó a preparar el fin del estado de emergencia declarado por el expresidente Sebastián Piñera, que expiraba el 26 de marzo, mientras Tohá viajó tras la renovación del estado de excepción aprobada el 13 de septiembre en el Congreso.

De acuerdo al Ranking Conecta Media, publicado el viernes 28 de octubre por Ex-Ante, la titular de Interior fue la que contó con más apariciones tomando en cuenta medios digitales, televisión, radio y prensa escrita. Sumando las apariciones entre el 7 de septiembre y 23 de octubre, Tohá lidera con 4.119 menciones. Después están Vallejo con 2.687; Mario Marcel 2.143; Uriarte 1.816 y Orellana con 1.040.

Además, obtuvo segundo lugar como mejor evaluada en la encuesta Data Influye publicada el 13 de octubre, tras el ministro de Hacienda, Mario Marcel, y superando a la cabeza de la Secretaría General de General de Gobierno (Segegob), Camila Vallejo (PC).

/Gap