Un mediocre y aburrido empate sin goles dejó el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores entre Palmeiras y Atlético Mineiro, en duelo que se disputó con los dientes apretados hasta el final y pudo estar para cualquiera.

Ambos cuadros trataron de imponer sus pergaminos desde el comienzo, lo que se tradujo en un compromiso sumamente luchado y con ocasiones para los dos.

La más clara del encuentro llegó para el elenco forastero en el 42′ de cotejo a través de un lanzamiento penal, sin embargo, el experimentado delantero Hulk terminó fallando el disparo y se fueron al descanso igualando en al cuenta.

Durante el complemento, ingresó el chileno Eduardo Vargas, pero a pesar que estuvo muy activo en ataque, no tuvo grandes oportunidades para romper el cero en el Allianz Parque de Sao Paulo.

De esta forma, la llave quedó abierta y el primer finalista se definirá la próxima semana en el estadio del Atlético Mineiro.

Nacho Fernández no pesó en ataque ni fue claro con sus pases (AFP).

Nacho Fernández no pesó en ataque ni fue claro con sus pases (AFP).

Para el segundo tiempo, Mineiro siguió con esa pasiva posesión de la pelota, mientras la tendencia de Palmeiras a meterse atrás cada vez se acentuó más: a pesar de los cambios, siguió corriendo y saliendo con pelotazos largos. Y, a fin de cuentas, le terminó dando resultado: discutible o no, Ferreira salió a buscar el empate y Cucani siquiera con las modificaciones de esquema y de jugadores que ensayó, pudo quebrar ese muro de camisetas verdes.

/

.