El cobre volvió a subir este viernes y anotó su tercera sesión consecutiva de incrementos a medida que mejoran las perspectivas por una demanda más solida del metal, en línea con inventarios más bajos.

La principal exportación chilena registró un alza de 0,75% este viernes en la Bolsa de Metales de Londres (LME), al transarse en US$4,19392, que se compara con los US$4,16262 del jueves.

Con ello, el promedio del mes se ubicó en US$4,15725 y el anual en US$4,16740, en tanto que la escalda semanal del commodity fue de 1,5%.

Pese a ello, el enfoque del mercado está en las nóminas no agrícolas de Estados Unidos que se publican esta tarde.

“La única nube que se cierne sobre el cobre es un panorama macro que empeora, pero el panorama de la oferta es muy ajustado y eso impide que el precio del cobre baje”, dijo Gianclaudio Torlizzi, socio de la consultora T-Commodity a Reuters.

Las existencias de los almacenes de operadores subieron pero se mantuvieron en niveles bajos.

Otra preocupación para el mercado del cobre es el posible contagio de los problemas financieros de la gigante inmobiliaria china Evergrande, esto dado que el sector inmobiliario de China es un importante consumidor de cobre.

/psg