La economía de la zona del euro registró una evolución mucho mejor de lo previsto este mes —aunque todavía sufrió una ligera contracción—, ya que la segunda oleada de infecciones por coronavirus y los nuevos confinamientos tuvieron un impacto menor que a principios de año, según mostró una encuesta.

Los fabricantes informaron de un fuerte crecimiento, impulsado por el aumento de las exportaciones, con un comportamiento especialmente favorable en Alemania, pero el sector de los servicios siguió en declive ante las persistentes restricciones de distanciamiento social.

El PMI compuesto provisional de IHS Markit, considerado como una buena guía para la salud económica, se disparó a 49,8 en diciembre desde los 45,3 de noviembre, justo por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción. Una encuesta de Reuters había pronosticado un aumento mucho menos pronunciado, hasta un nivel de 45,8.

/