La inflación acumulada y anualizada de Venezuela al cierre de 2020 fue de 3.713%, de acuerdo al Observatorio Venezolano de Finanzas.

José Guerra, economista y diputado de la Asamblea Nacional opositora, explicó en una rueda de prensa digital este miércoles que la inflación correspondiente del mes de diciembre fue de 21,2%.

“La inflación está golpeando y muy fuertemente a los sectores de más bajo ingresos (…) porque su consumo de alimentos es proporcionalmente mayor. No gasta en esparcimiento. No gasta recreación. No gasta prácticamente en alquiler. Básicamente, el gasto está concentrado en alimento”, indicó Guerra.

Este estudio revela que fue precisamente el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas el que registró el mayor aumento en diciembre, ubicándose en 65,1%. Le sigue el de servicios de comunicación (27,6%) y servicios (26,3%).

Guerra explicó también que el salario mínimo del venezolano alcanzó su mínimo histórico, al lograr cubrir solo el 0,88% del valor de la canasta alimentaria. El estudio presentado registró que la canasta alimentaria mensual, para una familia de cinco miembros, en el mes de diciembre fue de 250 dólares.

La Asamblea Nacional opositora ha ofrecido los datos macroeconómicos del país, mientras el gobierno en disputa no ofrece información al respecto. El Banco Central de Venezuela dio en varios oportunidades los datos el año pasado.

El Observatorio Venezolano de Finanzas fue creado a finales del año pasado desde el Parlamento opositor, como parte de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico.