Este fin de semana recién pasado la zona centro sur de Chile sufrió con las lluvias provocadas por un sistema frontal y el agro fue uno de los sectores más afectados por estas al estar en plena temporada de cosechas.

El presidente de la Federación Gremial Nacional de Productores de Frutas (Fedefruta), Jorge Valenzuela, lamentó el impacto en la cosecha de uvas. “Estamos en plena cosecha de la uva de mesa de media estación, como la sultanita, que están con una pérdida entre un 50% y 100% por partidura. Esto es aparte de los efectos, que se verán por los hongos y enfermedades que se podrían ver más adelante”, expresó.

Valenzuela afirmó que este lunes hablaron con los productores del Maule y que se han mantenidos las lluvias torrenciales, con granizadas muy fuertes en las jornadas anteriores, lo que genera golpes en la fruta que debería cosecharse en febrero, como las primeras manzanas de la temporada.

“Aun no tenemos cifras de lo ocurrido en la zona, y si bien las manzana puede aguantar mejor este tipo de embates, el frente de mal tiempo ha sido demasiado fuerte”, explicó el timonel de Fedefruta.

Valenzuela también añadió que “la zona rural de Ñuble, es la principal zona para el cultivo de arándanos en Chile, y allí hay un daño del 30 o 40% de arándanos que aun quedaba por cosecharse”. A esto se suman, reportes de daños en ciruelas y carozos en la zona central.

Por último, el presidente de los fruteros afirmó que “en relación a las cerezas y paltas, las cosechas de estas dos especies ya están finalizadas, por lo que no hubo daños con respecto a esa fruta. No obstante, estamos viendo si hubo daños problemas por daños a estructuras como caída de árboles”.

/