Sea una u otra cosa, el hecho es que todo se termina reduciendo a la confianza o como apunta Alejandra Sepúlveda a la cohesión social –que algo de confianza esconde. Lo dice el informe final del Consejo Asesor para la Cohesión Social.

Gane el apruebo o el rechazo al final, como dice el documento, habrá que abordar la disminución de la confianza institucional, el aumento de la percepción de injusticia social y la gran brecha en los ingresos.

“Es momento de dejar de lado el binarismo de izquierdas y derechas y conectar con los anhelos de la ciudadanía”, escribe Sepúlveda y razones no le faltan. Todo sea para recuperar algo de confianza, porque como decía Graham Greene “ir por la vida sin confiar en nadie es imposible”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap