En los tiempos que corren ya no se cuestiona si es necesario o no tener acceso a una conexión a Internet. Después de un crecimiento inminente a partir de la pandemia iniciada en el 2020, lo que realmente importa es tener acceso más eficiente a la red.

Por supuesto, esto no sólo se debe a la demanda del servicio y al hecho de que el teletrabajo llegó para quedarse. La evolución de la conexión a Internet está íntimamente relacionada con el desarrollo de dispositivos electrónicos como smartphones o laptops.

¿O acaso no se han preguntado por qué una misma conexión a Internet ofrece dos redes de manera simultánea? Por lo tanto, se hace pertinente e interesante conocer un poco más sobre las tecnologías modernas, más precisamente la inalámbrica, al ser la más utilizada.

¿Qué es exactamente una red Wifi?

Si aún no lo sabías, desde que existe Internet se han desarrollado diferentes tipos de conexión. Es decir, tecnologías que permiten que desde una computadora se pueda acceder a un sin fin de información en la red.

Está la Dial up, ADSL, por cablemódem, satelital y la inalámbrica, mejor conocida como “Wifi”, entre otras. Además, en los últimos años se incorporó el Internet Móvil con el auge de los smartphones.

De todos estos tipos de conexiones a Internet, la Wifi fue una de las más revolucionarias: permite la interconexión de dispositivos sin necesidad de usar cables, ya que lo hace a través de radiofrecuencia e infrarrojos.

Ventajas de tener una conexión inalámbrica

Tener la opción de navegar en Internet desde el balcón, recibir notificaciones en el celular mientras se está preparando la cena o no tener que organizar turnos para usar la computadora están dentro de las ventajas más notables de las redes inalámbricas.

A diferencia de otros tipos de conexiones a Internet, estas particularidades del Wifi son las que hacen posible además que hoy en día sea la conexión a la red más habitual:

  • Permite que más de dos dispositivos estén conectados a la vez.
  • Existen electrodomésticos inteligentes que pueden entablar una conexión a través del Wifi.
  • Se puede acceder a la red de una manera más práctica.

Por otra parte, la evolución de los tipos de conexión también ha significado un aumento en la velocidad de conexión a Internet. Por ejemplo, la mayoría de los planes actuales ofrecen velocidades que superan los 100 megas. Hace un par de años atrás, eran afortunados los que navegaban con 10 megas en sus hogares.

El nuevo estándar de conectividad que marca tendencia

Tal como se mencionó, las redes inalámbricas también han tenido que actualizarse para poder seguir siendo una alternativa eficiente, sobre todo en materia de velocidad.
Actualmente los usuarios de Internet son menos pacientes, ya que consumen mayor volumen de contenidos que hace 10 años atrás.

Sin embargo, este no es el único motivo por el cual el Wifi ha tenido que mejorar sus estándares. Otros aspectos como la capacidad de distribuir la señal a más dispositivos a la vez, la superficie de cobertura o alcance y el rendimiento también son importantes.

El estándar más reciente se conoce técnicamente como “802.11ax”. Sus beneficios son:

● Ofrece una latencia más baja (transmisión de datos más rápida)
● Transferencia de datos más eficiente.
● Para los dispositivos implica un menor consumo de batería
● Mayor alcance.

Otros  beneficios de tener una red más eficiente

La posibilidad de ofrecer una conexión más rápida hizo posible, por ejemplo, la aparición de módems más eficientes al momento de repartir y distribuir la señal de Internet en la casa.

Asimismo, dio paso a un nuevo sistema de televisión que combina cloud computing, inteligencia artificial y machine learning. Uno que, además, no requiere de una instalación previa, puesto que lo único que necesita es el acceso a una red inalámbrica.

Estar al tanto de estos cambios es la clave para acceder de manera oportuna al mejor servicio de Internet, ya que se trata de uno de los elementos más importantes para las familias modernas por todas las acciones y actividades que se pueden realizar con él.

/