De acuerdo con un reportaje de The Wall Street Journal, China prevé importar un promedio de 918.000 barriles de petróleo por día (bpd) en marzo, el volumen de compra más alto desde que Washington aplicase sanciones contra Teherán, hace más de dos años.

Estos datos fueron proporcionados por la empresa de datos de commodities, Kpler, y coinciden con otras compañías de rastreo de envíos petroleros, algunas de las cuales incrementan el average a 1 millón bpd.

Por su parte, aunque no se precisan las cifras del comercio con Venezuela, la firma de datos financieros Refinitiv apunta que las importaciones de crudo venezolano también están en crecimiento.

El crecimiento del flujo de importaciones desde ambos países sancionados coincide con un recrudecimiento de presión de Washington, que intenta generar condiciones para forzar a Hassan Rohaní a respetar el acuerdo nuclear y al gobierno de Nicolás Maduro a organizar elecciones presidenciales libres, condiciones que establecería para relajar las sanciones contra estos gobiernos.

/