El batacazo económico en España en 2020 derivado de la gestión de la pandemia del coronavirus fue el mayor sufrido desde la Guerra Civil y no tuvo parangón con el sufrido en otros países vecinos de la OCDE. La economía española registró en 2020 un descenso histórico del PIB del 10,8%, si bien la cifra mejoró en dos décimas a la adelantada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado enero, cuando se había previsto de forma inicial un desplome del 11% y todavía no se tenían todos los indicadores a mano.

Si atendemos a la serie histórica -que se comenzó a elaborar en 1970- el batacazo de 2020 constituyó el mayor descenso anual del PIB desde 2009, en plena crisis financiera en Europa y cuando la economía cayó un 3,8%. Sin embargo, el retroceso fue bastante inferior al que se contabilizó el año pasado. Los estragos de la crisis del coronavirus han hecho batir todos los récords en negativo y no dejaron dudas sobre la gravedad de la situación: el ejercicio pasado fue el peor de la serie. Se trata además de la primera contracción anual del PIB desde el año 2013, cuando la economía española retrocedió un 1,4%.

/