El Real Betis ha vuelto esta mañana al trabajo con la ausencia de Nabil Fekir, Claudio Bravo, Germán Pezzella, Aitor, Borja Iglesias y Álex Moreno. Mientras, Martín Montoya, Paul y Víctor Camarasa, tampoco se han ejercitado junto al resto de la plantilla verdiblanca por sus conocidas molestias físicas. Joaquín ha estado en la charla de Pellegrini pero no se ha ejercitado después con el grupo. El club anunció en la noche de ayer que seis de los integrantes de su plantilla habían dado positivo en los tests PCR a los que se sometió el grupo verdiblanco y en el día de hoy se ha desarrollado la sesión a las órdenes de Manuel Pellegrini para preparar el choque de este domingo ante el Celta de Vigo en el Benito Villamarín.

Se trata de bajas de peso y repartidas entre todas las líneas del equipo. También se ha notado la ausencia de varios componentes del cuerpo técnico bético que no han podido estar dirigiendo la sesión. El resto ha aparecido con mascarillas siguiendo el protocolo de LaLiga, que se ha reactivado ante la explosión de casos en los diferentes equipos, con diez en la Real Sociedad, nueve en el Celta, cinco en el Cádiz…

Sí volvió Andrés Guardado, que no pudo estar en los días previos al viaje a Bilbao y se perdió la última jornada de 2021 ante el Athletic tras resultados no concluyentes en los tests, como indicó el propio Pellegrini. El regreso del mexicano es una de las mejores noticias para el centro del campo verdiblanco de cara al choque ante el Celta, ya que Guido Rodríguez será baja por sanción.

Una de las novedades ha sido la presencia de Raúl García de Haro, delantero del Betis Deportivo, que ha pasado a participar con la primera plantilla para cubrir la baja de Borja Iglesias en la sesión, siendo, junto a Antonio Marchena, los únicos jugadores del filial que se han puesto a las órdenes del técnico chileno.

ABC de Sevilla

/