El PSG le quitó el balón al Manchester City, pero no la eliminatoria. Sobre el granizo primero y sobre el verde después, el conjunto parisino intentó dominar a unos citizens cómodos cerrando todos los caminos hacia Ederson. Las ocasiones fueron contadas. Y sin Kylian Mbappé…. levantar el 1-2 de la ida era un imposible. .

Las áreas fueron celestes. Dias y Stones han endurecido una granítica zaga. Los éxitos de Guardiola en Barcelona, Múnich y Mánchester siempre los acompañaron la posesión, los pases, los goles y la seguridad defensiva. Y a eso Pep le ha añadido más registros, como el balón largo y las contras eléctricas. Al City también le gusta volar.

Con la Carabao Cup en la sala de trofeos, la Premier amarrada, los ‘sky blues’ disputarán la primera final de la Champions en sus 134 años de historia.El proyecto Al Mubarak toca la cima tras 13 años y 2.016,17 millones de euros en fichajes. Lucharán por la ‘Orejona’ ante Madrid o Chelsea.

El PSG, con Mbappé K.O. en el banquillo, fió a la presión alta y a Neymar su suerte. Y el plan le funcionó un rato. El VAR mandó al limbo un penalti por hombro de Zinchenko y Di María desperdició un error de Bernardo Silva y de mala colocación de Ederson. El City estuvo incómodo… hasta que rompió sus agobios con un pelotazo. Ay los puristas…

Ederson sacó su cañón y encontró en largo a un Zinchenko que centro para que De Bruyne rematara, Florenzi bloqueara y Mahrez hiciera el 1-0. Un golpe demasiado duro para un PSG en el que Marquinhos se topó con el travesaño. No les salió nada.

Video thumbnail

El esfuerzo y la montaña cada vez más empinada de la remontada apagó a un equipo de Pochettino maniatado. Su poderío ofensivo quedó reducido a merodear el área inglesa. Y en una de esas escaramuzas, el City robó y Foden y la vanguardia celeste montaron un ataque fulgurante que culminó Mahrez. Doblete del argelino, que suma cuatro goles y dos asistencias entre cuartos y semifinales. Es su torneo.

El PSG estaba roto y el pisotón de Di María a Fernandinho que terminó en roja sólo añadió crispación al final. El palo privó a Foden del tercero. El City mandó al diván a Neymar, Mbappé y al faraónico proyecto del PSG. Guardiola rompió la barrera de las semis que tenía un ladrillo azulgrana y tres bávaros y optará a su tercera Orejona. 10 años después, vuelve a una final en la que se estrena el City. Ya rozan el Olimpo. Lo han esperado tanto…

/