Imagen

La Selección española logró su mayor goleada en la historia de la Copa del Mundo con un 7-0 a Costa Rica. Ferran Torres, con un doblete, Olmo, Asensio, Gavi, Soler y Morata marcaron los tantos.

Imagen

Luis Enrique sorprendió alineando a Rodri de central y a Marco Asensio de delantero. Ni Eric García ni Morata estuvieron en el once. Por su parte, Luis Fernando Suárez fue valiente al poner una línea defensiva con cuatro hombres en vez de la esperada de cinco. Esto permitía España jugar balones a la espalda de los laterales y así llegó la primera ocasión del partido.

En el minuto 5, un pase preciso de Pedri fue rematado por Dani Olmo y la pelota se marchó muy cerca del palo de la portería de Keylor Navas. España se hizo dueña de la pelota con Pedri y Gavi campando a sus anchas por el césped del Estadio Al Thumama. Otro buen balón del primero lo aprovechó Asensio para sacarse un disparo cruzado y raso que a punto estuvo de acabar dentro de la portería de Keylor Navas.

España avisó dos veces y a la tercera consiguió el ansiado gol. Un pase interior de Gavi toca en la defensa costarricense y Dani Olmo se viste de Bergkamp para hacer un control maravilloso a la media vuelta y batir con un suave toque al guardameta del PSG. 1-0 en el minuto 11 para que se cumpliera punto por punto el plan de Luis Enrique.

Dani Olmo logró un gol histórico, ya que, este primero de la goleada de España, fue el número 100 de la Selección en los Mundiales. El jugador del RB Leipzig firmó así una de las páginas de oro del fútbol nacional. El anterior tanto, el 99, fue el de Ignashevich en propia puerta en los octavos de final de Rusia 2018. Imagen

Costa Rica era un juguete en manos de una España que encerraba en su área a la selección tricolor, vestida de blanco completamente por el rojo total de los de ‘Lucho’ tras la decisión del asturiano. En una jugada colectiva larga y en la que los españoles tocaron y tocaron llegó el 2-0.

En el minuto 21, la pelota llega a Jordi Alba y este pone un centro fuerte al área y Marco Asensio la engancha de primeras para lograr un golazo. Keylor Navas llegó a tocar el balón, pero el capitán tico notó la inactividad de los últimos meses en el PSG a la sombra de Donnarumma.

La exhibición de España era total con un Jordi Alba rejuvenecido por la banda izquierda y haciendo su mejor partido de los últimos años. El lateral también provocó el penalti que originaría el tercer tanto de la Selección. Óscar Duarte, completamente sobrepasado, derriba al jugador del Barcelona dentro del área. Ferran Torres fue el encargado de lanzar la pena máxima para que el 3-0 fuera una realidad en tan solo media hora de juego.

En el último cuarto de hora de la primera mitad, España siguió tocando y Costa Rica sufriendo, solo tuvo un 15% de posesión. La Selección bajó el pie del acelerador y no arriesgó lo más mínimo, pero los ticos eran sombras que corrían detrás de la pelota. De hecho, el equipo de Luis Fernando Suárez no tiró ni a portería ni fuera. Ni un solo acercamiento al área de un Unai Simón que fue un espectador más del Al Thumama.

Tras el descanso, el guion no cambió un ápice y un balón área sirvió para que Ferran Torres lograra el 4-0 a la media vuelta tras pelear la pelota con la defensa tica. Keylor Navas era transparente y en esta acción demostró por qué está muy lejos de ser el portero que fue en el Real Madrid.

Con el carrusel de cambios debutó Balde con la camiseta de España. Hace unos días estaba con la Sub21 y la lesión de José Gayà le abrió las puertas del Mundial al lateral del Barcelona. El ritmo del encuentro fue bajando poco a poco por la dureza del marcador, pero la Selección tampoco se conformaba.

Gavi se convirtió, con 18 años, en el goleador más joven de la historia de España en los Mundiales con una obra de arte. El centrocampista enganchó una pelota de Morata para marcar el 5-0 con una volea preciosa. El futbolista de Barça le pega con el exterior, con tres dedos, y la pone junto al palo. Golazo y la Selección que parecía cerrar el círculo con la ‘manita’ a Costa Rica.

Sin embargo, España quiso más hasta el último minuto del descuento y esa hambre le llevó a conseguir dos tantos más para firmar su mayor goleada en la historia de los Mundiales y superar así el 6-1 que logró ante Bulgaria en Francia 1998. El sexto fue de Carlos Soler tras aprovechar un balón muerto que había dejado Keylor Navas dentro del área.

El séptimo, y último, fue obra del ‘7’. Álvaro Morata definió de lujo con la zurda por el palo del portero. Este fue el broche de oro para un partido histórico de España y para desesperación de una Costa Rica que vivió su peor noche en Qatar.

Imagen

/EL ESPAÑOL. FOTOS TWITTER ESPAÑA Y COSTA RICA