El viernes de la semana pasada, vía zoom, el nuevo directorio de Azul Azul sesionó por primera vez. Cerca de las 15 horas, las nuevas seis caras que ocuparán las vacantes que dejó el saliente Carlos Heller se sumaron de manera oficial al nuevo proyecto que llega de la mano de los inversores de Universidad de Chile. La reunión duró más de dos horas.

Liderados por Cristián Aubert, el presidente, los integrantes de la mesa se fueron presentando uno a uno: Tamara Agnic, Carolina Copp, Miguel Luis Berr, Michael Clark, Tomás Guiloff, Miguel León, Roberto Nahúm, Daniel Schapira, Eduardo Schapira y Andrés Weintraub, quienes durarán en sus cargos hasta la próxima junta ordinaria de accionistas, instancia en la que se deberá renovar totalmente el directorio.

La entrada, sin embargo, no fue la esperada. O, al menos, no tuvo la calma que muchos esperaban. De primera debieron centrarse en la búsqueda del próximo técnico. Pese a que aún no se anunciaba la salida de Dudamel, que recién se oficializó una vez consumada la igualdad frente a Palestino, la desvinculación del llanero estaba sentenciada.

En Azul Azul no quieren cometer los errores de otros años. Avisan que se tomarán el tiempo necesario para cerrar al reemplazante de Dudamel. Sí hay una fecha en el calendario que se debe cumplir: el nuevo estratega deberá estar sentado en la banca de la U el fin de semana posterior al cierre de la Copa América, el próximo 17 de julio, para dirigir el duelo frente a Melipilla. De momento, el equipo lo tomará de manera interina el exfutbolista Esteban Valencia, quien comenzará a dirigir las prácticas desde mañana en el CDA. ¿La Copa Chile? El certamen, que recién mañana conocerá el calendario, y que comenzará a disputarse este fin de semana, se jugará en su mayoría con futbolistas de la cantera del club. Se quiere dar tiraje a la chimenea.

En la búsqueda del técnico ya se trabaja a toda máquina. Cristián Aubert, el presidente, ha sido el encargado de gestionar durante estos días las primeras entrevistas. Ayer, sin embargo, se puso de manera interina a Manuel Mayo en el puesto de gerente deportivo, en reemplazo de Vargas y Goldberg. Quien llegara como coordinador del club en 2017 apoyará a Aubert en la coordinación y evaluación de las citas, pensando que este último también debe enfocarse en el nombre que asuma la gerencia deportiva de manera definitiva.

En relación al nuevo estratega, en la concesionaria adelantan que aún no hay un nombre que corra con ventaja. Ya se han entrevistado con ocho candidatos y se han recibido más de 25 currículums. Los nombres qu han sido discutidos son los de Gustavo Costas, Eduardo Domínguez, Pablo Marini y Francisco Meneghini. No con todos se han cerrado citas. Se busca contratar un estratega que sea capaz de levantar un proyecto acorde a las necesidades del club. Y, que de paso, presente un plan acorde a la urgencia de integrar las juveniles pensando en el futuro y desarrollo de la institución.

El salario del nuevo cuerpo técnico entrante sí está definido. Quien asuma la banca de la U deberá acomodarse al presupuesto que tienen considerando en el club, pensando en los números rojos de los últimos años: US$ 500 mil por una temporada, mismo pago que percibía Rafael Dudamel durante su estadía en Universidad de Chile.

Respecto a la búsqueda del gerente deportivo, la idea es encontrar al hombre que sea capaz de diseñar un proyecto a largo plazo en la institución. Se busca profesionalizar la posición, dicen en el club. No necesariamente tendrá que ser futbolista, como ha ocurrido en el pasado. Aubert maneja el currículum de cinco candidatos, entre los que destacan Juan Manuel Peláez, hoy en Talleres de Córdoba y Luis Roggiero, actual gerente de Independiente del Valle.

La U comienza el proceso de reestructuración. Los nombres y los CV son analizados con calma por la concesionaria que espera dentro de una semana, al menos, comenzar a acortar la lista de candidatos para tomar la banca y gerencia de la institución.

/