Estamos en una crisis de desconfianza total, qué duda cabe, desde que se efectuaron las elecciones históricas en que se discutirá una nueva constitución, algo jamás pensado y menos promulgado en un gobierno de derecha, es algo inédito en que además surgieron tantos partidos que, muchas personas ni siquiera logran distinguir a que ideas pertenecen, ni menos a que partido y lo camuflaron llamándose “independientes”.

Dicho lo anterior, hemos sido todos testigos del comportamiento de los políticos, con tantas descalificaciones entre unos y otros, algunos socios que pensaban que bastaba la palabra empeñada, los acuerdos previos, los pactos por bloques, candidatos que se bajan a minutos de la hora señalada, en resumen, un verdadero zoológico donde el más fuerte quiere comerse al más débil.

Hoy nos encontramos en una incertidumbre total, donde el ámbito previsional cobra una importancia primordial, porque no se sabe cuál será el destino de los ahorros previsionales, unos dicen que se implementará un fondo común, otros hablan de nacionalizar los fondos de las AFPs, y eso significa disponer de esos dineros que se encuentran en las cuentas individuales de cada persona, cuya finalidad siempre ha sido una pensión para la vejez, y traspasárselo al estado, para que ellos financien “programas sociales”.

En una entrevista de un diario capitalino, el Superintendente de Pensiones, Sr Osvaldo Macias, dice que le llaman personas con respecto a las elecciones efectuadas, y que sienten temor e incertidumbre con respecto a que podría ocurrir con los ahorros previsionales, que es una sensación de temor y que lo puede palpar ya que nadie puede saber que podría ocurrir.

Ante toda esta incertidumbre y considerando que ya se han efectuado tres retiros, mi sugerencia es que se autorice un cuarto retiro pero sin tope alguno, y que se pueda retirar hasta un 95% de los ahorros, reteniendo sólo un 5% para destinarlo a salud. Esto ocurrió en Perú y no se produjo ninguna catástrofe y tampoco los políticos se quedaron con los dineros de los afiliados. Esta es una forma de dar tranquilidad a las personas y que puedan utilizarlos libremente y no en parcialidades ni con topes, y así poder emprender un proyecto de vida, con sus propios recursos de toda una vida sin temor a perderlos.

Otra forma de tener seguridad con respecto a su ahorro previsional, es que se permita pensionarse anticipadamente, teniendo fondos suficientes como para financiar su pensión y sin ningún costo para el estado, eliminando los requisitos que cada vez han ido aumentando y que hoy cada veces es más lapidario reunirlos. Es de esperar que quienes fueron elegidos para redactar una nueva constitución, den garantías de probidad, construyendo un mejor futuro para nuestro país, siempre con respeto al esfuerzo individual, conversando y no imponiendo.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/