La Fiscalía de Nueva York ha ordenado la creación de un gran jurado para decidir si hay fundamentos para abrir un juicio contra el expresidente estadounidense Donald Trump por posibles delitos cometidos por su conglomerado empresarial, la Organización Trump.

El fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr., ha sido quién ha dado la orden, según fuentes citadas por The Washington Post, pero de momento se desconocen más detalles. Lo único que han adelantado es que está previsto que este gran jurado se reúna tres días a la semana durante un periodo de seis meses.

La noticia del diario estadounidense ha sido publicada una semana después de que la Fiscalía de Nueva York anunciara la apertura de una investigación criminal contra la Organización Trump, dado que las pesquisas abiertas por posibles delitos fiscales incluyen la presunta comisión de crímenes.

“Investigación púramente política”

Trump ha lanzado una declaración en respuesta a los informes, calificando la investigación como “púramente política“, y considerando que se trata de “una continuación de la mayor caza de brujas en la historia de Estados Unidos”.

Según el expresidente, “está siendo impulsada por unos fiscales demócratas altamente partidistas“, y “ningún otro presidente en la historia ha tenido que aguantar lo que yo he tenido que aguantar”, ha dicho.

Trump ha señalado además que es “interesante” que un sondeo le ponga “muy en cabeza de cara a las primarias republicanas y las elecciones generales de 2024“, antes de señalar que “el país está roto, las elecciones son manipuladas, corruptas y robadas, los fiscales están politizados”. “Seguiré luchando como he hecho durante los últimos cinco años”, ha remachado.

Varios frentes judiciales abiertos

Trump tiene varios frentes judiciales abiertos, pero uno de los más importantes es la investigación por fraude que está desarrollando el estado de Nueva York sobre los negocios del magnate norteamericano, sin relación alguna con las decisiones tomadas desde su llegada al poder en 2016.

Concretamente, la Fiscalía de Nueva York examina posibles delitos vinculados a la Organización Trump, el conglomerado empresarial que fundó Trump, sospechoso de falsificación registros, fraude fiscal o fraude en los seguros.