Se calcula que al menos 220 millones de personas seguirán desempleadas en todo el mundo este año, muy por encima de los niveles prepandémicos, con una débil recuperación del mercado laboral que exacerba las desigualdades existentes, dijo el miércoles la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La agencia de Naciones Unidas pronosticó que las perspectivas mejorarán a 205 millones de desempleados en 2022, aún muy por encima de los 187 millones registrados en 2019 antes de los estragos causados por la crisis del coronavirus.

Según los modelos de la OIT, eso equivale a una tasa de desempleo global del 6,3% este año, que caerá al 5,7% el próximo año, todavía por encima de la tasa prepandémica del 5,4% en 2019.

/