El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le dio la razón a Palestino en el juicio que el cuadro de colonia mantuvo con San Lorenzo de Almagro producto de la venta de Paulo Díaz a Al Ahli, de Arabia Saudita. Ante esta medida, el cuadro argentino deberá pagar dos millones 500 mil dólares al cuadro chileno.

El elenco de colonia a través de un comunicado informó que, “el TAS le dio la razón a nuestro club reconociendo la deuda y obligando a San Lorenzo a saldar la misma al contado en un plazo de 45 días”.

Cuando se produjo la venta de Paulo Díaz a Arabia, Palestino no fue involucrado en la negociación, por lo que exigió el pago del 50 por ciento de los derechos económicos del futbolista.

En caso de no pagar el monto estipulado, el conjunto argentino se arriesga a la prohibición de contratar jugadores por tres años más multa económica.

Por Ignacio Soto Bascuñán