Finalmente llegó la primera contestación de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) en una de la serie de reclamos de ilegalidad que han sido interpuestos por las compañías de seguros contra el oficio y la normativa que dictó el regulador para poner en marcha el retiro en rentas vitalicias.

En concreto, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) asumió la representación judicial de la CMF en la causa que inició Bice Vida en la Corte de Apelaciones. Allí pide que se rechace el reclamo de ilegalidad interpuesto por la compañía, con costas.

Y el argumento central que expone la defensa de la CMF es que ninguno de los temas que alega Bice tiene como objetivo señalar que las instrucciones impartidas por el regulador no se ajustarían a la facultad que confirió la Ley 21.330, mediante la cual se autorizó el retiro; o sobre el artículo 5° del D.L. 3.538 que crea la CMF, “sino, en cambio, todas apuntan a manifestar su específico desacuerdo con la reforma constitucional”, señala el documento.

De esta forma, la CMF dice que los argumentos que da Bice sobre una supuesta desnaturalización de los contratos de renta vitalicia y de la afectación a la inmutabilidad de aquellas convenciones, “más que referencias a las particularidades contenidas y reguladas en el acto reclamado se refieren a la regla constitucional de anticipo”.

Por lo tanto, concluye que “la presente acción no es otra cosa que una vía oblicua e improcedente de, mediante un proceso de control de legalidad, intentar cuestionar en sede judicial una reforma constitucional”.

/