El exministro de Hacienda y actual candidato presidencial de Evópoli, Ignacio Briones, criticó las propuestas económicas del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, tras la repercusión pública que generaron las declaraciones del candidato presidencial comunista en una entrevista con Bloomberg.

El economista dijo que no conoce ningún país del mundo “encabezado por el tipo de comunismo que representa Daniel Jadue donde sea cierto que van a llegar las inversiones y vamos a tener empleo”.

En ese contexto, Briones emplazó al jefe comunal -que lidera las encuestas de opinión respecto a la carrera a La Moneda- a aclarar su postura respecto al futuro de la inversión en el país.

En la entrevista realizada por Bloomberg, una de las frases emitidas por Jadue que causó más polémica fue respecto al panorama que le esperaría a los inversionistas en caso de que llegara al sillón presidencial“Tendrán que hacer un mayor aporte cuando vengan a operar en Chile, y quienes estén dispuestos a hacer ese aporte para asegurar el bienestar básico de nuestra gente serán recibidos con reglas claras”. Adicionalmente, manifestó que está abierto a sostener conversaciones con inversionistas y a revisar tratados de libre comercio vigentes.

En alusión al respaldo que brindó el candidato comunista a los 34 constituyentes que ayer llamaron a desconocer las bases bajo las cuales se fijó el proceso de redacción de la nueva Carta Magna, el exministro dijo que “un país sin reglas, es un país donde cunde la incertidumbre”. “Una democracia sin reglas, es una democracia que se difumina, se debilita”, agregó.

El representante de Evópoli dijo, además, que para su candidatura la prioridad es el trabajo, “las pegas”, y que tiene “una visión distinta a la del candidato comunista Jadue, porque tenemos claro que con esos saltos al vacío, usted ahuyenta la inversión y afecta severamente el empleo, cuando lo que necesitamos es recuperar el empleo”, manifestó Briones.

“Aliviar el costo de la vida”

Por otra parte, el candidato de Evópoli presentó los ejes principales de su programa de gobierno, que consta de cuatro puntos fundamentales bajos los cuales busca alivianar el costo de la vida de los chilenos.

Uno de esos pilares consiste en establecer una Renta Mínima Garantizada de $400 mil, y el aporte monetario adicional a todos los trabajadores del país con sueldos de hasta $551.000 líquidos. Además, se incluye la reducción del costo transporte público a la mitad.

Respecto a este último punto, el programa señala lo siguiente: El costo total de la propuesta estaría en torno a los US$ 620 millones anuales, lo que se financiará aumentando el componente base del impuesto específico del diésel de 1,5 a 3 UTM/m3 y eliminando el reintegro de este a las empresas, lo que aumentaría la recaudación fiscal en US$ 688 millones anuales”.

La tercera propuesta implica la rebaja al pie de créditos hipotecarios para la clase media a través de la entrega de un subsidio directo por parte del Estado de hasta un 15% del valor de la vivienda. Y finalmente, el refinanciamiento de la deuda de los hogares a través de una garantía estatal, que permita bajar el costo del monto total

/