Imagen

Imagen

Para quien escribe, el juego de Curicó Unido era el que más  le había llamado la atención en lo que va corrido del campeonato.

Me había impresionado positivamente la seguridad del bloque defensivo, partiendo por Cerda, un arquero al que le convertían muy pocos goles. Destacaba el descuelgue de Juan Pablo Gómez y Ronald de la Fuente por los costados. Y me detenía especialmente en ese medio campo de tan buen pie, que por lo general abría lo espacios para las peligrosas llegadas de Castro, Holgado y Coelho.

Lo único que puedo establecer como crítica es que Damián Muñoz se haya inclinado inicialmente por el uruguayo Nadruz en lugar de Urzúa, siendo que éste – a mi juicio- es el origen de la buena y rápida salida que caracteriza al conjunto tortero

¿Qué le pasó en el primer tiempo?

Bueno, lo primero es que indiscutiblemente enfrentó al mejor equipo chileno del momento. Al más sólido, al que cuenta con las mejores individualidades y tiene asumido un estilo de juego, que lo convierten en el candidato número 1 al título.

Si le faltaba algo a Colo Colo, era la contundencia, la efectividad para aprovechar las oportunidades de gol. Y eso lo solucionó en un 100% en el estadio La Granja.

En la primera llegada, escapó Zavala por la izquierda, combinó con Gil y este habilitó con un pase preciso a Juan Martín Lucero. El Gato enfrentó a Cerda y su remate pasó entre las piernas del arquero para poner el 1-0.

Y en la segunda llegada, poco después de los 20 minutos, Gabriel Suazo ratificó que si no es el mejor jugador del torneo por lo menos está en el podio. Inició la jugada desde su propio campo y la culminó en el área chica, mandando adentro una pelota que tras el remate previo de Solari había golpeado en la base del poste derecho.Imagen

GOLAZO DE COELHO PARA QUE DESPIERTE CURICÓ

Para concluir con la reflexión inicial, podemos agregar que es altamente probable que Curicó Unido haya sentido la presión de jugar a estadio lleno, enfrentar al equipo más popular del país y saber que un triunfo los dejaba como punteros del campeonato.

Si eso ocurrió – que reiteramos, no es nada de extraño que le ocurra a un cuadro provinciano- está claro que fue materia de conversación en el camarín y que Damián Muñoz remeció a sus jugadores.

Porque la actitud de los locales fue muy distinta al volver a la cancha. Con un cambio de entrada (Oyarzo por Albornoz) y dos antes de los 15 minutos (el mencionado Urzúa y Sandoval en lugar de Holgado y Nadruz).

Cuando estos últimos aún no ingresaban al campo, llegó el descuento que le devolvió la vida a los locales. Y fue un golazo, que de seguro va a estar entre los mejores del campeonato. La inició el argentino Castro, que habilitó al uruguayo Coelho. Este se fue cerrando desde la derecha hacia el centro y desde unos 30 metros sacó un zurdazo impresionante que se calvó en un ángulo.

A partir de ese minuto, empezamos a ver al Curicó Unido que tanto nos había gustado en fechas anteriores.

Por momentos comenzó a meter en su área a Colo Colo y a llegar con asiduidad al arco de Cortés, que cerca de los 20 minutos tuvo una tapada sensacional para evitar el empate, cuando Oyarzo lo enfrentó solo entrando por el medio del área

AGUANTA COLO COLOImagen

Considerando la importancia del resultado y viendo como se venía encima Curicó Unido, en Colo Colo ajustaron las líneas para sostener el 2-1.

Poco a poco fueron dejando la cancha los delanteros: Zavala, Lucero y Solari, en ese orden salieron  e ingresaron jugadores con misiones más defensivas, aunque sean atacantes. Como es el caso de Bolados, cuya misión principal fue tapar la subida de Juan Pablo Gómez. Y ni hablar de Zaldivia, que entró para conformar una línea de tres con Falcón y Amor.

En estas circunstancias, hubo un remate nuevamente de Coelho, que se desvió en un defensa y reboté en un poste.

El airado reclamo por un penal, que Julio Bascuñán no dio y pensamos que estuvo en lo correcto. Porque si bien hubo un roce muy fuerte en el área, pero no nos pareció falta de Zaldivia.

Y lo más polémico: una roja a Sandoval, que al final el propio Bascuñán dejó en nada. Ni siquiera tarjeta amarilla.

Lo concreto es que Colo Colo se trae a la capital tres puntos que son valiosísimos. Porque hizo los dos goles tempranamente y después supo resistir ante un rival dificilísimo, de esos a los que muy pocos equipo le van a poder ganar en su casa.

Tres puntos, que además lo dejan como puntero exclusivo y sacándole una ventaja de dos unidades a sus escoltas, Unión Española y Ñublense.

En cuanto a Curicó Unido, su hinchada no puede quedar disconforme. Y los que habíamos alabado su juego, tampoco. Porque ese equipo tortero que vimos en el segundo tiempo solo merece aplausos, reconocimientos y alabanzasImagen

/por EMG. Fotos: Twitter Curico Unido y Colo Colo