Las criptodivisas sufrían un segundo día de fuertes caídas el miércoles, ya que los inversionistas seguían preocupados por la estabilidad del sector y la salud financiera de la bolsa FTX, a pesar de los planes de un acuerdo de rescate por parte de su rival más grande, Binance.

El gigante de las criptomonedas Binance firmó un acuerdo no vinculante el martes para comprar la unidad no estadounidense de FTX para ayudar a cubrir una “crisis de liquidez” en la bolsa rival.

El acuerdo propuesto entre ambos rivales siguió a una semana de especulaciones sobre la salud financiera de FTX, que se convirtió en una bola de nieve de US$6.000 millones de retiros en las 72 horas previas al acuerdo del martes, lo que plantea preguntas sobre la solvencia de uno de los mayores intercambios de critpodivisas del mundo.

/