Este martes, el Banco Central informó que, tras una reunión de política monetaria, el consejo del organismo decidió por una unanimidad de sus miembros incrementar la tasa de interés de política monetaria en 75 puntos, hasta 1,5%.

El Banco Central comenzó con la normalización del estímulo monetario en la reunión de julio, cuando subió la tasa desde 0,5% -su mínimo técnico que se mantuvo desde marzo desde 2020, una vez aterrizada la pandemia en Chile- hasta 0,75%.
“El Consejo ha respondido a la necesidad de evitar la acumulación de desequilibrios macroeconómicos que, entre otras consecuencias, podría provocar un aumento más persistente de la inflación que la lleve a desviarse de la meta de 3% a dos años plazo. Por ello, el Consejo decidió intensificar el retiro del estímulo monetario”, detalló el Banco Central en un comunicado.

¿Qué influyó en la decisión?

El organismo señaló que en el plano externo “se continúa anticipando un escenario de sostenida recuperación de la economía global, en un contexto en que la apertura de la economía sigue su curso en distintos países. De todos modos, los indicadores de corto plazo dan cuenta de una moderación de la actividad en las principales economías, en un escenario con algo más de preocupación por la expansión de la variante delta del Covid-19″.

/