Luca Loutenbach, es el aficionado suizo que se hizo viral durante el partido ante Francia por su minuto de locura. Pasó de sufrir por una ocasión pérdida al éxtasis tras el empate 3-3 de su selección. Pues bien, ahora se ha convertido en objeto de deseo de las grandes marcas y de empresas de su país. Él no para de recibir ofertas. Y claro, por ahora, las acepta todas.

La primera que lo contactó fue Swiss Air, la principal aerolínea de Suiza y que le ha pagado el vuelo a San Petersburgo, Rusia, para ver el partido ante España. Por supuesto que aceptó y estará mañana en la previa del duelo. Estará acompañado de bebidas Red Bull, otra de las empresas que quiere contar con sus servicios aprovechando su momento. También dijo que sí, según ha contado en el diario suizo Blick.

Por último la Oficina de Turismo de Suiza también le quiere hacer un regalo y luego de  ver cómo sufre con la selección, le prometieron un viaje para relajarse. Todo por el fútbol y su selección.

Por Ignacio Soto Bascuñán