En todo el mundo se considera las etapas de la vida, como un proceso natural, desde que se nace, pasando por la niñez, la juventud y luego la adultez, terminando por la vejez, que es algo inherente al ser humano.

Todos nacemos para un día morir, y es la ley de la vida, y ninguna persona, ninguna entidad, ningún gobierno, ningún país se puede arrojar la intención de limitar la vida de las personas, al ir envejeciendo y demostrar la experiencia y sabiduría que se va adquiriendo con el pasar del tiempo.

Dicho lo anterior, hoy nos encontramos atónitos, con la declaración de un organismo internacional, que se supone, se dedica a proporcionar estudios para reducir al máximo, las enfermedades propias de cada persona, desde que nace hasta que muere. Sin embargo, hoy quiere imponer un concepto inaceptable, como es que, el llegar a la vejez, esto constituya una “enfermedad” por el solo hecho de envejecer.

Las enfermedades no sólo atacan a los adultos mayores, sino desde el nacimiento de un bebé, ya está expuesto a sufrir deterioros en la salud, de toda índole, y estas pueden manifestarse hasta la vejez. Por lo mismo, no se puede discriminar a una persona de edad avanzada, y denominarlo que tiene una ”enfermedad“, por el solo hecho de vivir más tiempo.

Si en la vida cotidiana se discrimina a los adultos mayores en los trabajos,  en las isapres, en el cálculo de las pensiones, esto se ha estado analizando, para la inclusión de quienes pintan canas, por su aporte a la sociedad, donde existe una “Convención internacional de protección a las personas mayores”, por su contribución al desarrollo de los países.

La vejez, es solo una etapa más de la vida, puede ser triste y solitaria, pero también llena de satisfacciones por tarea cumplida, y en ningún caso una enfermedad por sí misma, es sólo consecuencia del paso del tiempo, que se puede llevar con optimismo, alegría, sabiduría y sin discriminación, porque es algo normal y esperable de la vida.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com