La inflación ha ganado una fuerza inusitada a nivel mundial, tal como quedó demostrado este martes con el incremento de 0,9% del IPC mensual en Estados Unidos y de 5,4% en 12 meses. Este registro, que califica como el más alto desde 2008, incrementa los temores en el mercado financiero global de que los bancos centrales reviertan las políticas de tasas de interés expansivas que han implementado para apoyar a la economía en pandemia, inquietud que también aqueja a los chilenos.

De acuerdo a la encuesta Global Investor Study realizada por la gestora de fondos Schroders, el 43% de los inversionistas institucionales de nuestro país considera que la mayor fuente de sus preocupaciones, en torno a la economía mundial, es un retiro del estímulo monetario, lo que en el ámbito financiero comúnmente se conoce como tapering.

“Resulta claro ver que los inversionistas institucionales continuarán monitoreando de muy cerca la tendencia que siga el curso de la inflación a nivel global, pues de eso dependerá las acciones que los distintos bancos centrales tomen respecto de su política monetaria”, indica Alex Toledo, Country Head de Schroders en Chile.

De esta manera, la crisis global que genera la pandemia que todavía sigue muy presente, con su amenazante variante delta, queda desplazada a un segundo lugar como elemento que pueda tener repercusiones negativas en los rendimientos de sus porfolios de inversiones en los próximos 12 meses.

Sólo el 24% de los consultados indica que aquello es lo que más le preocupa, porcentaje que de hecho iguala al de quienes apuntan a las tasas de interés negativas o excesivamente bajas. En tanto, un 43% indicó que no le preocupaban los ciberataques.

“El curso y evolución de la Pandemia sigue siendo un factor de preocupación pero al no ser hoy el más relevante reconoce que el mundo ya ha aprendido a operar bajo este nuevo modo”, sostiene Toledo.

/